22/02/2019

El mundo

La ayuda humanitaria será usada para invadir Venezuela, según Evo Morales

Para el presidente boliviano, los recursos enviados por EEUU tienen la función de servir como "caballo de Troya" para desatar una guerra en el país caribeño.
Ampliar (1 fotos)

Así lo manifestó el presidente de Bolivia.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este viernes que la ayuda humanitaria a Venezuela, liderada por Estados Unidos, será utilizada como "caballo de Troya" para invadir y desatar una guerra en el país caribeño.

"Lamentamos que la ayuda humanitaria quiera ser utilizada como 'caballo de Troya' en Venezuela, para invadir y provocar una guerra. Los hermanos latinoamericanos no podemos ser cómplices de una intervención militar", dijo el mandatario en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

La posibilidad de una intervención militar a Venezuela fue mencionada varias veces por el Gobierno de Estados Unidos como recurso extremo para derrocar al presidente Nicolás Maduro e instalar en su lugar al autoproclamado "presidente encargado" Juan Guaidó.

El mandatario boliviano, un firme aliado de Maduro, afirmó en el mismo mensaje que "defender a Venezuela es defender la soberanía de América Latina".

La oposición venezolana anunció que este sábado ingresarán por la frontera los cargamentos con alimentos y medicamentos donados por EEUU y otros países, los cuales fueron tildados por el presidente Maduro como "migajas" y de "un show para justificar una intervención en el país".

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, a su vez, enfatizó que en Venezuela "no hay crisis humanitaria" y recordó que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria solo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados.

El Gobierno venezolano ha advertido que cualquier vehículo que ingrese a su territorio sin autorización será considerado como blanco militar.

El 5 de enero el diputado Juan Guaidó fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, parlamento unicameral en desacato desde 2016. El 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anulara su designación, Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela, apelando a un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Nicolás Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición boicoteó, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países. Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros países, siguen apoyando al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay se negaron a reconocer a Guaidó, se declararon neutrales y propusieron un diálogo entre las partes para superar la crisis. (infonews.com)


Recomienda esta nota: