28/05/2021

Argentina

crítico

VIDEO Baby Etchecopar analizó el cambio en el logo de una harina y terminó hablando de dictaduras

El conductor de Basta Baby usó este tema como punto de partida para referirse a la postura de la población argentina ante las decisiones de Alberto Fernández.

En su editorial, Baby Etchecopar utilizó como punto de partida el cambio en el logo de una harina y señaló: "Parece una estupidez, pero no lo es porque las dictaduras empiezan por las boludeces".


En Basta Baby, por A24, se refirió a la postura de la población argentina ante las decisiones del Gobierno que encabeza Alberto Fernández y aseguró: "Estamos domesticados y entregando un país destruido, con sinvergüenzas que nos mienten", ya que "el lunes nos levantan esta condena, pero cuando se les ocurra nos cierran todo de nuevo".

"Me tiene preocupado desde ayer el tema de la negrita de Blancaflor, que no es un tema menor. ¿Por qué hay que sacar a la negrita? O sea, que una negrita no puede estar en el logo representando una marca. ¿Por qué es de la raza africana? Además, era querida por todos, la recordamos y es emblemática. ¿Por qué es negrita la discriminan? Me encantaría que vuelvan a poner a la negrita en el paquete, porque es querible, porque es una mujer y porque es de raza africana", aseguró.

"Me gustaría que me lo explique el INADI, porque siento que están discriminando a la figura de Blancaflor. Parece una estupidez, pero no lo es porque las dictaduras empiezan por las boludeces. Y ahora estamos completamente domesticados, justamente el día en que Alberto se puso los anillos con Venezuela y le pega a la comunidad judía. Entonces digo: que mansos que somos", indicó.

"Estamos domesticados y entregando el país a pedazos. Un país destruido y con sinvergüenzas que nos mienten. Hoy escuchaba algo que me daba vergüenza ajena: 'el lunes nos levantan esta condena', pero cuando se les ocurra nos cierran todo de nuevo, porque todas son pruebas piloto. Estoy a favor de las vacunas, pero no hay. Estoy a favor de la cuarentena corta, pero no de esta experiencia de sometimiento que es permanente", cerró.






Recomienda esta nota: