20/05/2021

Argentina

Oficializan la suspensión de exportación de carne y el campo arrancó el paro

La resolución 75/21 del Ministerio de Agricultura fue publicada en el Boletín Oficial

El Gobierno formalizó este jueves la suspensión por el término de 30 días de la aprobación de las Declaraciones Juradas de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC), que en los hecho implica la suspensión de las ventas al exterior de los cortes de carne vacuna. Al mismo tiempo comenzó el paro del campo impulsado por la Mesa de Enlace que finalizará el 28 de este mes.


La decisión fue la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias fue tomada en forma unánime por las cuatro agrupaciones el martes 18 de mayo, en una conferencia de prensa ofrecida poco después de que el Gobierno anunciara la medida.

La dirigencia del sector aseguró que el cese de comercialización no afectará el normal abastecimiento de carne en los principales centros urbanos, más allá de la prolongada extensión de la protesta por nueve días.

El rechazo a la medida fue unánime y se extendió a otros sectores empresariales muy importantes, como la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Desde las entidades rurales, esperan un alto acatamiento al cese de comercialización. Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO) advirtieron sobre las consecuencias negativas de una suspensión de las exportaciones, tanto por la falta de ingresos de divisas que representa como por la dificultad de recuperar los mercados perdidos.

Desde el Gobierno, tanto el presidente Alberto Fernández como funcionarios como la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, adujeron que la medida se toma de manera temporal (se prevé una duración de 30 días) y apunta a "ordenar" el mercado interno, luego de la importante suba de precios de todos los cortes de carne vacuna en los últimos meses.

Esa interpretación es rechazada por los dirigentes de las entidades agropecuarias, que en una posición conjunta indicaron que "una medida que restringe las exportaciones de carne no logrará evitar que haya inflación ni que bajen los precios de la carne de manera duradera", ya que "en el mediano plazo no sólo los precios habrán subido, sino que habrá menos producción, empleo y exportación".



Recomienda esta nota: