19/12/2020

Culturas

argentina país generoso

¿Para mejor o para peor?: Viviana Canosa amenaza con dedicarse a la política

La conductar que incita a su público a tomar lavandina se quedó sin programa en Canal 9. Un colaborador de ella dice que es "una de las personalidades más influyentes de la Argentina".
¿Para mejor o para peor?: Viviana Canosa amenaza con dedicarse a la política | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

¿Para mejor o para peor?: Viviana Canosa amenaza con dedicarse a la política

¿Cuántas emociones pueden pasar en una hora? Si se trata de Viviana Canosa y de Nada personal, la respuesta es: muchas. En su último programa de 2020, la conductora decidió romper con el esquema habitual del ciclo y someterse a una entrevista de sus tres colaboradores: Javier Lanari, Jorge Giacobbe y Pablo Caruso.

Luego de un comienzo megáfono en mano, que tuvo algunos problemas de sonido que dificultaron el mensaje, una Canosa agitada bajó un poco los decibeles para comenzar a ofrecer sus análisis y reflexiones a partir de los disparadores de sus compañeros.


Luego de dar a conocer que la conductora es "una de las personalidades más influyentes de la Argentina", Javier Lanari quiso saber si hubo factores de poder que quisieron correr a la conductora porque los incomoda. Muy seria respondió: "Tengo toda la sensación de que quisieron voltearme porque les resulto absolutamente incómoda. Este año, el periodismo militante me dio mucho asco, tanto con el dióxido de cloro como la amenaza del Presidente Alberto Fernández de que se me iba a volver todo en contra. Fueron dos cosas perfectas para que me pegaran una patada en el culo y que me voltearan. Le agradezco a Dios eso porque me hizo saber que yo no solo era libre sino que me sentía libre. Ahí decidí que no me iban a joder nunca más, que el poder lo tenía yo y no ellos. No sentí el apoyo de casi nadie, pero eso me hizo mucho más fuerte".



Enseguida, merced a Jorge Giacobbe llegó el momento en el que Canosa habló acerca de la posibilidad de entrar en política: "Hago política todo el tiempo pero no tengo un partido que me represente. Me llamaron de todos los partidos, me junté con todos, pero de ahí a que me meta falta mucho. Me gustaría meterme en lo social para ayudar a que la Argentina se ponga de pie de una vez". Y continuando con el tema, le respondió a Caruso: "Yo hice muchos años Espectáculos, y la farándula y la política no es muy distinta. Es el mismo puterío, con la diferencia que la farándula no le jode la vida a la gente, y el político sí. Este medio es muy choto, lo vieron cuando me quisieron castigar. Es muy machista, los que se hacen los feministas maltratan a sus mujeres, a las personas con las que trabajan".



La charla comenzó a subir de tono y volverse cada más contundente, deslucida apenas por algún sobreimpreso que adelantó la pregunta que vendría después. Como sucedió a la hora de plantear diferencias entre Mauricio Macri y Alberto Fernández: "No voy a elegir ni a uno ni a otro, los conocí a los dos y el Presidente me parece un mentiroso, y Macri no. El Macri con el que hablo y hablé siempre me dijo lo mismo, y Alberto Fernández no, me decepcionó completamente".



Luego de decir que la definición a la Argentina con la palabra "mediocridad" (momento que dejó en silencio a todos), y de un segmento de preguntas sexuales que no aportó mucho que digamos, Viviana Canosa se despidió con una carta de su autoría en el que remarcó, entre otros conceptos: "Les mando un beso y un abrazo enorme a todos los que operaron para sacarme de la tele. Me salvaron, me dieron fuerzas, me hicieron creer en mí. Quisieron silenciarme, silenciarnos, que tengamos miedo, sacarle el valor a la palabra 'Libertad'. Quisieron un pensamiento único y que todos marchemos al mismo paso, siguiendo las órdenes de los políticos 'iluminados' y de los infectólogos. Nos encerraron, nos fundieron y quisieron controlar nuestro pensamiento ¿Será por eso que tienen obsesión por los medios?".

Este año fue terrible. Este año fue de la plandemia. El año en que vivimos en peligro. El año de la utilización política de la cuarentena y de la muerte de Maradona. El año de los chicos que pasan de grado sin ir a clases. El año donde los personajes del año fueron médicos, enfermeros, el papá de Solange, los padres de Abigail, y toda la gente que se nos murió. Este fue el año de nuestros muertos.

Terminamos el ciclo sin saber qué pasará con las vacunas y con la ley del aborto. Yo espero que gane la moral. Les mando un beso y un abrazo a todos los que operaron para sacarme de la tele. Me salvaron, me dieron fuerzas. Me hicieron creer en mí. Pude llegar hasta el final, estuvo buenísimo. Y además tengo los mejores compañeros.

Quisieron silenciarme, silenciarnos, que tengamos miedo. Quisieron sacarle valor a la palabra libertad. Quisieron un pensamiento único y que todos marchemos al mismo paso. Todos siguiendo las órdenes de los políticos iluminados y de los infectólogos. Nos encerraron, nos fundieron. Quisieron controlar nuestro pensamiento. El mío, por ejemplo. ¿Será por eso que tienen una obsesión con los medios?

Yo no quiero ser Cuba, ni Venezuela, ni China. Quiero ser Argentina de una vez y para siempre. Le pido a los políticos que por favor no usen más a los pobres. Ginés, vos, nos debes explicaciones a todos los argentinos. Y la historia, Ginés González García, te va a juzgar.

Otra cosa que me impactó este año fue el periodismo. La mayoría no tuvo pensamiento crítico. Se coparon con los sobres, hermanos. El periodismo cómplice y militante de este año me dio asco.

Festejen que ya nos vamos, que ya me voy. Pero quédense tranquilos, porque el año que viene vuelvo para seguir jodiéndolos.

Fuente: Diario La Nación



Recomienda esta nota: