24/02/2020

Argentina

GRAN AVANCE

Dos provincias investigarán y producirán en forma conjunta cannabis medicinal

El proyecto se enmarca la Ley Nacional Nº27.350, que regula y promueve el estudio del uso que puede tener esta planta para el tratamiento de diferentes enfermedades.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, firmará hoy con su par de Jujuy, Gerardo Morales, un convenio de cooperación en materia científica para que ambas provincias comiencen a investigar y producir de forma conjunta cannabis medicinal.


El anuncio, formulado por la administración de Valdés, señaló que este acuerdo será rubricado por los dos mandatarios a las 19:00 en el Salón Amarillo de la Casa de Gobierno correntina. El proyecto se enmarca la Ley Nacional Nº27.350, que regula y promueve el estudio del uso que puede tener esta planta para el tratamiento de diferentes enfermedades.
El gobierno de Jujuy ya elabora diferentes derivados medicinales de cannabis en la finca El Pongo, donde funcionan una zona núcleo de producción, una cámara de germinación e invernaderos. “Este año fabricaremos el primer aceite de cannabis medicinal de la República Argentina”, aseguró el 7 de febrero pasado el gobernador Morales al recorrer el emprendimiento.


El anuncio, formulado por la administración de Valdés, señaló que este acuerdo será rubricado por los dos mandatarios a las 19 en el Salón Amarillo de la Casa de Gobierno correntina.

El proyecto se enmarca la Ley Nacional Nº27.350, que regula y promueve el estudio del uso que puede tener esta planta para el tratamiento de diferentes enfermedades.

El gobierno de Jujuy ya elabora diferentes derivados medicinales de cannabis en la finca El Pongo, donde funcionan una zona núcleo de producción, una cámara de germinación e invernaderos.

“Este año fabricaremos el primer aceite de cannabis medicinal de la República Argentina”, aseguró el 7 de febrero pasado el gobernador Morales al recorrer el emprendimiento.

Según informaron las autoridades de Corrientes, el uso de este producto natural se extiende a patologías tales como epilepsias, enfermedades degenerativas, cáncer, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia, VIH - Sida, autismo, Síndrome de West, dolores crónicos, bromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, Parkinson, enfermedades poco frecuentes, tratamiento del dolor, estrés postraumático.

Además, la ley provincial estipula que esta planta y sus derivados podrán utilizarse para cualquier otra condición de salud, existente o futura, en la que se considere de necesaria prescripción.

Cabe resaltar que a nivel nacional, existe la chance de sacar un decreto presidencial para permitir el autocultivo.



Recomienda esta nota: