08/06/2021

Sucesos

TRÁGICO FINAL

El preso que subió una selfie con la mujer de otro recluso, fue asesinado a golpes

Se había convertido en "pastor" mientras estuvo en la cárcel y al abandonar los muros para una salida transitoria, no se había vuelto a saber de él.

Alejandro Guerrero es un preso que había llegado a las noticias por haberse sacado una selfie con la mujer de otro preso durante una de sus salidas transitorias.


Guerrero es pastor evangélico, se convirtió dentro de la cárcel, y era conocido como el Pastor Alejandro.

El preso nunca volvió a la cárcel luego de una salida transitoria y ahora murió a golpes por uno de los hombres a los que intentó asaltar.

En abril pasado, Guerrero había dejado por 48 horas la prisión (salida transitoria), tras más de cinco años de encierro.

Durante semanas, nadie supo de su paradero hasta que otros prisioneros los penales de Varela y La Plata (donde había estado hasta noviembre pasado) vieron que su estado de WhatsApp había colocado una selfie con la pareja de uno de sus excompañeros de pabellón.

En la imagen, la mujer le da un beso y Guerrero sonríe. Ella y Guerrero habían sido presentados por el marido de la mujer, quien le había facilitado la dirección de su casa (con la aceptación del esposo) para que a Guerrero le dieran la salida transitoria y fijara su domicilio.

Guerrero volvió al delito y fue uno de los dos asaltantes que ingresaron a robar a un campo de la ruta 2, en La Plata, y que murió por los golpes de las víctimas del robo.

En un descuido de los asaltantes, uno de los hijos del matrimonio asaltado habría golpeado con una mancuerna a Guerrero al menos tres veces en la cabeza. Antes de desvanecerse, el “Pastor” alcanzó a herir de un disparo a Javier Gabutti, dueño de la propiedad (está fuera de peligro).



Recomienda esta nota: