21/02/2019

Argentina

D'Alessio reconoció que concertó la reunión en Pinamar

El "consultor" no quiso decir de qué vive aunque rogó que lo liberaran. "Sólo quiero abrazar a mis hijos", imploró. Afirma que en su teléfono hay un audio con un insulto del fiscal de la causa de los cuadernos.
Ampliar (1 fotos)

Se le caen los aliados al fiscal.

Marcelo D’Alessio, el detenido por extorsionar al empresario Pedro Etchebest en el marco de la causa de los cuadernos, rogó que lo dejen ir a su domicilio. “Le cuento todo, yo ya estoy muerto”. Aseguró saber ”para quién trabaja y quién le paga” a Leornardo Fariña, del cual agregó: “Es una operación todos los días”.

Autodenominado “consultor”, pidió en reiteradas oportunidades al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, que lo envié a su casa con una tobillera electrónica. Dijo que teme por su vida “Le cuento todo. Yo ya estoy muerto”, le dijo al juez ofreciéndole abrir su computadora. “Déjeme ir a casa con custodia policial y yo le cuento todo, eso y mucho más. Sólo quiero abrazar a mis hijos”, rogó pero el fiscal general de Dolores, Juan Pablo Curi, presente en el acto, se opuso.

D’Alessio dijo que su extorsión a Etchebest fue porque el ex ministro de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo iba a mencionarlo en la causa de las fotocopias de los cuadernos y por eso le exigía el dinero para “arreglar” a Stornelli. Pero ante Ramos Padilla, cambió esa versión. Dijo que Etchebest “se quedó con plata de Campillo y no se volvieron a ver hasta el 2017, lo odia”.

El denunciado por extorsión enmarcó sus diálogos con Etchebest en un pedido encargado por un “alto directivo de la AFI”. Allí nombró al ex comisario Ricardo Oscar Bogoliuk, quien habría trabajado para Stornelli en la ciudad de La Plata como Coordinador General de la Policía Bonaerense cuando fue Ministro de Seguridad de la Provincia.

Declaró que “si hacía bien este trabajo supuestamente iba ser Director de Asuntos Complejos de la AFI, tengo testigos de reuniones con el jefe de Bogoliuk en el hotel NH de la calle Bolivar”.

“Etchebest trabajó en connivencia con Bogoliuk. Ningún viejito graba las conversaciones desde el primer día. Lamentablemente lo vi en el diario. Hay audios que sé que están editados, yo sé con qué tecnología cuentan”, dijo .

Al respecto, la abogada de Pedro Etchebest Natalia Salvo dijo a minutouno.com que es “absolutamente falso”.

“Dice que Bologiuk habìa trabajado en La Plata cuando Stornelli estaba en la Provincia. Ahí sin querer traza el vínculo entre Bologiuk y Stornelli. Mi cliente no tiene absolutamente nada que ver con eso", agregò la letrada.

D’Alessio no quiso responder de qué vive. Tiene una causa abierta por presunto lavado de dinero en un juzgado de Lomas de Zamora y responder a esa pregunta podría significar una autoincriminación.

Explicó que la colección de relojes que le fue encontrada en su casa son réplicas o “arte”.

En sus dos días de declaración, D’Alessio reconoció haber concertado la tan mentada reunión en Pinamar con Stornelli y haber viajado a la ciudad junto a Etchebest. Confirmó que el fiscal y el empresario se saludaron en la puerta del baño del balneario CR.

Este dato se suma a los informes extraoficiales solicitados al exterior -y referidos en la denuncia-, redactados en inglés y hallados en el allanamiento al domicilio de D’Alessio, sito en el country Saint Thomas Este, en el que se brindaban datos sobre Etchebest y su hijo.

La declaración se dio a conocer horas después de que finalizara el secreto de sumario. (minutouno.com)


Recomienda esta nota: