10/03/2021

Argentina

OBELISCO

Dalma, Gianinna y Claudia Villafañe encabezaron la marcha del #10M para pedir justicia por la muerte de Diego Maradona

"No se murió, lo mataron", fue el lema del encuentro que incluyó algunos incidentes con corridas e intervención policial.

La marcha programada para pedir justicia tras la muerte de Diego Maradona comenzó en el Obelisco a las 18, cuando llegaron al lugar la exesposa del astro, Claudia Villafañe; y sus hijas Dalma y Gianinna.


Las tres portaron una bandera con la leyenda "Condena social y judicial para los culpables", pero pocos minutos después abandonaron el lugar ante el desborde de público y se introdujeron en el Hotel Presidente.

También participaron de la movilización Verónica Ojeda, una de sus ex parejas, y Dieguito Fernando, otro de sus hijos. "La condena será social. Justicia por Diego. No murió, lo mataron. Juicio y castigo a los culpables", señalaban algunos carteles que apuntan al accionar del entorno de Diego y sus médicos, Agustina Cosachov y Leopoldo Luque.

Tras el cierre de la movilización, Dalma Maradona explicó por qué dejaron el lugar: “Lamentablemente fuimos caminando hasta el Obelisco lo más bien hasta que la prensa se nos tiró encima, fue imposible seguir avanzando porque la prensa empezó a empujar a la gente y nos pareció que no era la forma. ¡No fuimos a dar notas porque el objetivo nuestro no era ese! Nadie insultó a mi mamá como quieren inventar (todo lo contrario) y no nos fuimos a refugiar a un hotel, sino que habíamos dejado nuestros autos en ese estacionamiento”.



Recomienda esta nota: