11/06/2020

Argentina

Compartieron un mate y ahora toda una ciudad vuelve a la fase 1 de la cuarentena

El hecho se habría registrado en un gimnasio y ahora hay más de 100 personas aisladas a la espera de los resultados de los hisopados.

En una semana se detectaron 18 contagios de coronavirus y cuando las autoridades sanitarias realizaron las averiguaciones, concluyeron que el origen pudo haber sido que un grupo de personas compartieron un mate en un gimnasio.


Aunque parezca insólito, esto sucedió en Colón, Entre Ríos, y ahora hay 120 personas aisladas y toda una ciudad tuvo que volver a la fase 1 de la cuarentena social obligatoria para evitar que se propague aún más el virus.

El intendente de la localidad entrerriana, José Walser, fue quien confirmó que los 18 contagios de coronavirus detectados en menos de una semana surgieron cuando “un grupo reducido” compartió el mismo mate en un gimnasio local.

En esa ciudad del este entrerriano fueron aisladas más de 120 personas a la espera de los resultados de las pruebas a las que fueron sometidos y todo el departamento debió regresar a la fase 1 del aislamiento, social, preventivo y obligatorio por 14 días, ya que hay transmisión del virus por conglomerado.

Además, en las vecinas Liebig y San José (con tres nuevos casos) también se debió volver a la fase inicial del aislamiento, mientras en el resto de la provincia comenzó la etapa que el presidente Alberto Fernández, en su último anuncio de extensión de la cuarentena, denominó distanciamiento social.

La directora del hospital local, Norma Hernández, “nos decía que ve algunas conductas que todavía no se han podido revertir, el mate y las reuniones entre amigos, foco por el cual se desarrolló todo este contagio”, apuntó el intendente.

El jefe comunal destacó el “importante trabajo del equipo sanitario” y pidió a la población “tomar conciencia que la principal herramienta es el trabajo que haga cada uno saliendo lo mínimo e indispensable de la casa y cumpliendo con todas las medidas de higiene”.

“La gente está muy enojada con lo que pasó, se había recuperado actividad y estábamos en una fase de flexibilización casi absoluta”, dijo Wasler, quien solicitó “convertir esa bronca y zozobra en responsabilidad”.

Por su parte, la citada Norma Hernández, quien encabeza el centro asistencial local, explicó que registraron “el árbol de contagios” luego de interrogar a los casos positivos y se comunicaron con las personas con las que mantuvieron contacto estrecho.

Asimismo, pidió que “quienes no estén sintomáticos igualmente cumplan el aislamiento domiciliario estricto durante 14 días a partir de la fecha del último encuentro” con alguno de los afectados.



Recomienda esta nota: