11/04/2020

Tucumán

opinión

Manzur está obligado a poner en marcha un plan de reactivación

Hay que consolidar los resultados del aislamiento con la protección del comercio minorista. Repartos autorizados, horarios restringidos o lo que sea para ayudar a empresas que tienen miles de empleados.
Manzur está obligado a poner en marcha un plan de reactivación | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Manzur está obligado a poner en marcha un plan de reactivación

El consenso abrumador que logra el presidente Alberto Fernández cada vez que habla y comunica el estado de situación en esta pavorosa guerra contra el coronavirus, el enemigo invisible que está enfrentando la Argentina, requiere la colaboración de todos. De eso no hay dudas.

Y esa colaboración tiene dos aspectos. En primer lugar, la acción directa de todos durante el desarrollo de la pandemia con conducta frente al aislamiento. Y en segundo lugar, los que van a ser claves en la actividad y el mantenimiento de las fuentes de trabajo para que la salida de la cuarentena tenga la menor cantidad de daños posibles.

En este sentido, la superviviencia de las pequeñas y medianas empresas es clave. Las caìdas en este tramo de la batalla se traducirán en hogares sin ingresos, lo que conlleva al aumento intolerable de la pobreza y a una sociedad inviable.

Para tomar un caso puntual, es urgente que el gobierno de Tucumán adopte medidas que ayuden a paliar, al menos en parte, las enormes pérdidas que están sufriendo los comerciantes tucumanos en un punto de facturación cero.

Pero no se equivoquen los gobernantes. No se trata de diseñar grandes estrategias porque para eso esta el comandante Alberto y sus equipos de expertos. Tienen que hacer las cosas que están a su alcance que sumarán a los resultados de la conducción general.

Juan Manzur debe acompañar su gestión en el plano sanitario con la aplicación de un plan que no viole los principios del aislamiento pero que permita el desarrollo aunque sea mínimo de las actividades.

Los comercios tucumanos deben volver a funcionar porque miles de hogares dependen de ello. Que alguien del equipo de gobierno ponga en práctica de manera urgente un plan de trabajo, llámese horario restringido, turnos, sistemas de entrega a domicilio, lo que sea necesario, para que el comercio retome alguna actividad.

Y es imperiosa la implementación de esas medidas porque si bien es cierto que está llegando ayuda para pagar los sueldos, hay varios items que quedan pendientes como los alquileres y la nube de cheques que estaban circulando previo al aislamiento. Y se está viendo que, aunque todos estamos en el mismo barco, los grandes bancos se están dedicando a arrojar gente por la borda.

Por esa razón, el área de gobierno que corresponda y las cámaras de las empresas tienen que arrancar lo antes posible con un plan que contemple el funcionamiento de los comercios sin que se ponga en riesgo el hasta ahora alentador resultado del aislamiento.

©El Diario 24



Recomienda esta nota: