20/06/2019

Argentina

Cristina en Rosario: "No sólo no resolvieron problemas sino que agravaron otros"

La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos presentó su libro Sinceramente en el Teatro Metropolitano ante miles de personas. “Si defendés al pueblo te pasan por encima, no te lo perdonan", afirmó.

La precandidata a vicepresidenta por el Frente de Todos Cristina Kirchner presentó este jueves su libro Sinceramente en el Teatro Metropolitano de Rosario ante un auditorio colmado. La senadora comparó la crisis actual con su gestión y revivió pasajes de la obra vinculados a Néstor Kirchner.

“Veamos cómo estábamos hace cuatro años y cómo estamos ahora. Veamos los índices de desocupación, inflación, y ni que hablar de endeudamiento”, analizó la ex mandataria. “Dijeron que iban a venir las inversiones y lo único que llegó fue el Fondo Monetario Internacional”, completó.

Sobre la realidad argentina, la ex mandataria afirmó que “Es una Argentina con infinitas dificultades más graves y profundas. De los problemas que teníamos no solo no resolvieron problemas sino que agravaron otros, como el desendeudamiento y la devaluación”.

“Si defendés al pueblo te pasan por encima, no te lo perdonan. Y si además te enfrentas a los grandes poderes internacionales, ahí definitivamente te convertís en enemigo de esos grandes poderes”, aseguró.

Entre los asistentes a la presentación de Sinceramente se encuentraban la vicegobernadora electa Alejandra Rodenas y el presidente del PJ santafesino, Ricardo Olivera, quienes fueron los primeros en señalar que trabajarán para la victoria del peronismo unido en octubre.

Además, en la lista de invitados estuvieron dirigentes del movimiento de derechos humanos, políticos como Agustín Rossi, artistas como Fito Páez y la intendenta Mónica Fein, quien por la mañana también participó junto al presidente Mauricio Macri del acto por el Día de la Bandera.

En el comienzo del acto, la senadora destacó la importancia de recordar fechas patrias. “En las fechas patrias hablar de la patria, de nuestra historia”, señaló Cristina. Y agregó: “A los próceres como Belgrano y San Martín no hay que recordarlos en el día de su muerte. Hay que recordarlos en su lucha. Hay que recordarlos como hombres y mujeres de carne y hueso”.

“Manuel Belgrano es mi prócer preferido”, indicó Cristina Fernández, para, sorpresivamente, acotar: “Algo con Belgrano hubiera tenido, hubiese sido la amante, estoy absolutamente segura”, bromeó la ex presidenta.

Sobre el acto de Macri en Rosario, la ex presidenta cuestionó: “¿Era necesario enfrente de chicos insultar y agraviar a un gremialista, que es el mismo que estaba con él en 2015 cuando se inauguró el busto de Perón? Además de mal gusto desmemoriado”.

En un pasaje de la entrevista, Cristina recordó cuando habló un 20 de junio en la ciudad sobre la importancia de no endeudarse y los fondos buitres. “En estas fechas hay que reflexionar sobre lo que nos está pasando. Una fecha patria no es solamente no ir a trabajar o no ir al colegio. Yo me la imagino como una fecha en que cada argentino y argentina piensa en el país. La gente también tiene problemas más acuciantes, pero hay que recrear las condiciones para pensar no solamente en el día a día. Esa no es una buena vida”.

“Yo me propuse mejorarle la vida a los argentinos. No me habrán salido todas las cosas pero lo hice con esa intención”, expresó.

Asimismo, la candidata se refirió al proceso de escritura de la ora a los hechos referidos en ella. “Viví el libro como contar las cosas, fue un ejercicio de contar las cosas que uno necesitaba. Es un ejercicio individual pero también un ejercicio colectivo. No se agota en lo que me pasó a mí solamente”, aseguró.

“El testimonio es importante en tanto y en cuanto no sea sólo personal sino que ayude al conjunto. El libro fue pensado sobre tres o cuatro ejes iniciales. Y después el libro se desprendió de mí y empezó a contar por sí solo”.

“Néstor era profundamente popular, sinceramente popular. No le gustaban gustos míos. Yo era más clasemediera y prejuiciosa que él. Él tenía la percepción de que había que volver a ordenar la simbología de Argentina, que quien se sienta en el sillón presidencial debe conducir los destinos del país”, dijo la dos veces mandataria respecto a su esposo.

Aunque remarcó que “por allí los hombres tienen una forma de ejercicio de poder diferente a nosotros porque tienen una carga adicional cultura que ha puesto la sociedad patriarcal. Creo que también había algo de eso en él”.

“Yo lo recuerdo como esos personajes que la historia rara vez repite y yo tengo la suerte de haber compartido vida, familia e hijos, que no es poca cosa”.

“Cuando llegamos a la Casa Rosada, el lugar estaba dado vuelta, como nos pasó en Río Gallegos en 1987, Néstor dio vuelta la situación y eso lo catapultó a la gobernación”. (Conclusión; Página/12)



Recomienda esta nota: