12/07/2010

Culturas

El mate: una costumbre con beneficios

Con amigos, solo, por la mañana o las tardes, el mate es una tradición típicamente argentina, y consumirlo le brinda numerosos beneficios a nuestro cuerpo. Vea el video.

Tomar mate es una costumbre bien argentina. En nuestro país, consumimos anualmente 100 litros de mate per cápita contra 50 de gaseosas, 34 de cerveza, 30 de vino y 18 de agua mineral. El “mate cebado” es también una excusa para encontrarnos con amigos, para charlar con la familia o una buena compañía mientras estamos trabajando. Pero, como si fuera poco, tiene muchísimos beneficios para la salud.

Aunque resulte increíble, la pregunta “¿El mate engorda?” es una de las más comunes que se hacen en Google. Y la respuesta es: poco y nada. Medio litro de agua y 50 gramos de yerba generan un aporte de sólo 47 calorías, nada de grasas totales, grasas trans o grasas saturadas.
 
Además, la mateína tiene propiedades energizantes. Es un alcaloide que estimula el sistema nervioso central, produce sensación de bienestar, brinda lucidez intelectual y aumenta la concentración.
 
Esta bebida contiene también polifenoles que funcionan como antioxidantes. La infusión de yerba mate se reveló como un antioxidante más potente que el ácido ascórbico (vitamina C), con propiedades similares al vino tinto en su rol de fuerte antioxidante y de inhibidor en la oxidación de lipoproteínas de baja densidad. Además detienen el envejecimiento celular y aumentan las defensas naturales del organismo. 
 
A su vez, cada mate es nutritivo: aporta vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, C y E y 15 aminoácidos. Tiene fósforo, sodio, magnesio, potasio, calcio y hierro. 
 
Y un beneficio más: reduce el colesterol. Las saponinas presentes en esta infusión disminuyen la cantidad de lipoproteínas de baja densidad que se encuentran en la sangre.
 
Aprenda como prepararlo en este video tutorial:
 


Recomienda esta nota: