15/10/2010

Culturas

Cristina Fernández fue elegida como una de las mujeres más sexy

Destacan que la Presidenta argentina "canaliza el glamour y la pasión de Eva Perón". Comparte la lsita con Carla Bruni y Gisele Bündchen.

La revista Esquire desarrolló un atlas con las 195 mujeres más sexys del planeta, entre las que ubicó a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner porque, según destacaron "canaliza el glamour y la pasión de Eva Perón". 

En la publicación aparecen bellas mujeres con ocupaciones muy variadas, como funcionarias públicas, primeras damas, periodistas, actrices, activistas pro derechos humanos, modelos, cantantes, ganadoras de distintos concursos de belleza, escritoras, bailarinas, deportistas e incluso una antigua esclava sexual. 

Esquire argumentó un "rapto de curiosidad y antipatriotismo por buscar mujeres que amamos, en cada país del planeta. No son necesariamente las más sensuales, pero sí aquellas que representan un recurso creciente". 

Cristina fue elegida porque "canaliza el glamour y la pasión de Eva Perón". "Pero no lloren: no sólo sucedió a su marido en la presidencia de Argentina algo en lo que Hillary Clinton perdió- sino que lo hizo con buen margen", dice la revista. 

Rusia está representada en Esquire por la modelo Natalia Vodiánova, oriunda de Nizhni Nóvgorod, en el curso medio del Volga, y que actualmente reside en el Reino Unido. 

Una compañera de profesión de Vodiánova, la modelo Tania Diáguileva, es la elegida como la mujer más sexy de Bielorrusia, mientras que la ex primera ministra Yulia Timoshenko representa a Ucrania. 

En el atlas también figuran la modelo Gisele Bündchen (Brasil), la antigua esclava sexual convertida en abogada y activista Somaly Mam (Camboya), la actriz Natalie Portman (Israel), la primera dama Carla Bruni (Francia), la cantante Bjork (Islandia), la actriz Monica Bellucci (Italia), la tenista Ana Ivanovic (Serbia), entre otras muchas mujeres, famosas mundialmente o apenas conocidas. 

Los dos únicos Estados que faltan en el atlas son la Mancomunidad de Dominica, una isla del mar Caribe, y el Vaticano. 

En caso del primero de ellos, Esquire no logró encontrar allí a una mujer que destacara por algo, y en cuanto a la ciudad-estado, fue "descalificada" porque el papa Benedicto XVI rehusó asumir la responsabilidad por los delitos sexuales de representantes de la Iglesia Católica.



Recomienda esta nota: