23/06/2011

Culturas

En el Guinnes por tener los pechos naturales más grandes del mundo

Norma Stitz ya tiene su capítulo en el libro de los récords gracias a sus gigantes lolas. De esta manera logró arrebatarle la marca a Chelsea Charms cuyas mamas pesaban 22 kg.

Norma Stitz logró ingresar al Libro de los Récords Guinnes como la mujer con los pechos naturales más grandes del mundo, y de esta manera desterrar del podio a Chelsea Charms, quien se había hecho merecedora de la marca recientemente.

La norteamericana fue bien recibida en el podio de las más "poderosas" mujeres con sus increíbles lolas talle 102 ZZZ. "Yo nunca creí que fuera diferente. Sólo era una chica que crecía en su barrio", contó la mujer, de 52 años.

"No sabía que era diferente hasta que llegué al colegio y no pude sentarme en el banco", recordó la mujer, que hoy es madre de dos hijos. Al parecer, Hawking se desarrolló cuando tenía nueve años y para los diez ya tenía pechos del tamaño de pelotas de fútbol. Estaba tan acomplejada por las bromas de sus compañeros, que la llamaban "gorda", que nunca tuvo buena llegada con los chicos.

Recién en la universidad logró mantener una relación estable pero así y todo no podía quitarse la ropa frente a su pareja. Con el tiempo, Hawkins se casó y fue madre de Darren y Clara, pero no tuvo la oportunidad de amamantarlos porque podía asfixiar a sus hijos o aplastarlos con el tamaño de sus pechos.

"Mis pechos crecieron y goteaban tanto que tuve que poner paños higiénicos en mis corpiños", explicó Hawkins. No fue sino hasta que se casó son su marido, Alan, con quien estuvo 13 años hasta la muerte del hombre, ocurrida 6 años atrás.

De hecho, fue idea de su marido que publicara sus fotos en un sitio de Internet. "Me enamoré de mi cuerpo. Cada vez que un médico me ofrece una operación para reducir mis pechos, digo que no la necesito. Tengo una espalda fuerte y nunca me dolió", aseguró la mujer.

"El único que tiene problemas con eso es mi hijo porque la gente mira", reconoció Hawkins, que aprendió por medio de una terapia algunos tips para saber manejarse, como salir de la cama rodando para evitar lastimarse la espalda.

Una cosa es segura: logró batir el récord que ostentaba Chelsea Charms, cuyas mamas pesaban 22 kilos según el sitio The Sun.
 



Recomienda esta nota: