31/12/2011

Culturas

Las profecías orientales para 2012

Los Mayas hablan del fin del mundo y los orientales hablan de desastres naturales.

El 23 de enero de 2012 comenzará el Año del Dragón de Agua, que es "un año de cambios que nos insta a recomenzar, a ser prudentes y adaptables y a protegernos ante la enfermedad y el desastre natural", según Lin Zhihong, un adivino taiwanés que vive en el templo Sanyugong de Taipei.
 
Si bien no se habló sobre el fin del mundo, el adivino indicó que el Año del Dragón de Agua pasado fue 1952 y durante esos 12 meses se hizo la primera prueba de la bomba atómica y también ocurrieron varios accidentes marinos, inundaciones, erupciones volcánicas y hasta un tsunami y terremoto que afectó la península rusa de Kamchatka, en Siberia, y que midió 8,25 grados en la escala de Richter.
 
"Hay que prepararse para sacudidas políticas y fenómenos naturales destructivos, sobre todo en las zonas proclives a estos sucesos", señaló el sabio taiwanés, ya que no sólo la naturaleza le pondrá una prueba al hombre, sino también la sociedad que ha creado. A diferencia del prolífico Año del Conejo, que se está terminando, el Dragón de Agua no favorece a los engocios, así que se ve poco posible una reactivación económica a nivel mundial.
 
En vista de los sucesos actuales y bajo la influencia del Dragón de Agua, el adivino adelantó una fuerte tensión entre las dos Coreas (la del Norte acaba de cambiar de líder tras la muerte de Kim Jo Il), pocas probabilidades de que un demócrata sea elegido (o reelecto) como presidente de los Estados Unidos y el peligro de autoritarismo en Venezuela.
 
A la hora de salir de viaje, tal parece que lo aconsejable es ir al oeste y al este, ya que el sur no tendrá buena fortuna y el norte muy poca suerte. Los signos del Zodíaco chino que se verán beneficiados por el Dragón de Agua serán la rata, el tigre, el conejo, el gallo y el mono, mientras que el buey y el perro tendrán un año difícil y el resto de los animales pasarán inadvertidos.
 
"En el ciclo de sesenta años, 1952 y 2012 están relacionados y deben tener algún parecido, pero no hay que esperar lo mismo porque lo que la astrología china señala son influencias, vientos favorables o desfavorables en nuestra vida y en la de la sociedad. Al final, lo importante es nuestra respuesta", dijo Zhihong.
 
 
 



Recomienda esta nota: