28/11/2012

Culturas

"Catherine", el polémico juego sobre la infidelidad

Con una compleja, adulta y pervertida, el videogame recibe numerosas críticas por su contenido. Mirá el video.

El punto de partida de este juego es tan complejo como la vida misma: ¿Seguir con la novia de toda la vida, casarse con ella y tener hijos? ¿O despeñarse sentimentalmente con una aventura con una chica diez años menor adicta a la lencería?

Así comienza "Catherine", el juego que está volviendo loco a más de uno y que ya recibe críticas tanto de Japón como de Estados Unidos. Este video para las consolas Xbox 360 y PlayStation 3 se está volviendo muy famoso ya que es el primero de la historia que tiene como argumento principal la infidelidad.

Es la vida de Vincent, un joven treintañero que aparenta estar muy cómodo, con la vida resuelta y que carece de grandes aspiraciones. Desde hace varios años tiene una novia, llamada Katherine, con la que es razonablemente feliz y quien últimamente lo presiona para pasar por el altar. Pero en una noche de locura, Vincent termina en la cama con otra mujer, también llamada Catherine pero con C. Y es allí donde comienza el verdadero juego.

Debemos elegir entre nuestra novia de toda la vida o lanzarnos a la aventura con la mujer con la que nos hemos metido aquella noche; algo así como un libro “elige tu propia aventura”.

Pero eso no es todo. 

Aparte de la historia de cuernos y dudas existenciales, existe otra trama en “Catherine” que sobrevuela la principal. En el barrio de Vincent aparecieron en los últimos tiempos una serie de hombres jóvenes muertos en sus camas. Los cuerpos tienen las caras deformadas por el terror aparentemente sufrido antes de morir.

Desde la  infidelidad, Vincent empieza a tener una serie de pesadillas que él relaciona con estas muertes. 

Es durante estos periodos de sueño cuando el juego se desarrolla en sí. Allí tendremos que escalar por una serie de bloques escapando de una bestia que nos persigue y contrarreloj, hasta que alcancemos la cima. Un auténtico delirio japonés.

Luego, ya en un bar, el personaje charla con amigos, se divierte. A la vez, Vincent o nosotros en su piel, recibiremos mensajes de  las dos mujeres a los que tendremos que responder. Dependiendo de nuestras contestaciones, las pesadillas se configurarán de una manera o de otra forma.

El encanto de “Catherine”, aseguran en la revista GQ, reside en lo adulto de su argumento, por lo que las fases de conversación y mensajitos con las chicas son sin duda el punto fuerte.



Recomienda esta nota: