05/09/2013

Culturas

Reloj inteligente: pesa 73,8 gramos, saca fotos y se integra al celular

El Galaxy Gear de Samsung, tuvo su presentación para la prensa, estará disponible en más de 140 países a partir del 25 de septiembre.

 Había musculosos en los accesos vistiendo camisa, corbata y saco negros; había promotoras de look clonado y gente, cientos de personas esperando en la calle. Había de varias latitudes y se escuchaban allí varios idiomas. La cita era a las 7, pero a las 6 abrían las puertas y muchos llegaron a las 5 para quedarse con los mejores lugares.

 
¿Un estreno cinematográfico? ¿Tocaba la banda del momento?
 
Nada de eso: era la presentación para prensa, socios y allegados de un equipo electrónico, un reloj de los llamados inteligentes, el Galaxy Gear, de Samsung, un nuevo protagonista en una categoría de dispositivos que promete levantar temperatura en los próximos meses.
 
El miércoles se llevó a cabo aquí la primera jornada (sólo para periodistas) de la IFA, la feria de tecnología y electrodomésticos más importante de Europa. Y los rumores insisten en que si Samsung decidió lanzar su smartwatch en esta ciudad y en esta fecha (lo hizo por fuera de la IFA) fue para anticiparse a Apple, que tendría previsto lanzar el suyo (posiblemente también en Berlín) en pocos días. Y Samsung puso todo: otro evento simultáneo en pleno Times Square, en Nueva York, una orquesta en vivo, pantalla gigantísima y curva y más.
 
Vale aclarar que los relojes pulsera inteligentes no son una total novedad. Varias empresas, entre ellas Sony, por ejemplo, tienen este tipo de productos en el mercado. Sin embargo, la inminente llegada de modelos de Apple y Samsung, generó fuertes expectativas, ya que las dos marcas que se están disputando el mercado global de smartphones y prometen innovación.
 
Desde el punto de vista técnico, el Galaxy Gear funciona sobre todo como una segunda pantalla o un complemento de las últimas tabletas y smartphones de la marca (es compatible con los celulares Galaxy S3, S4, Note 2, Note 3 y con la tableta Note 10.1 edición 2014).
 
Tiene una pantalla de 1,63 pulgadas y pesa 73,8 gramos.
 
Ofrece wi-fi y una cámara que saca fotos y graba breves videos, dos micrófonos y un parlante que permiten realizar llamadas sin manipular el teléfono o la tablet y una serie de sensores útiles para las aplicaciones que registran la actividad física del usuario.
 
La batería podrá rendir más de 25 horas, dice Samsung, aunque esto siempre depende del uso que se le dé al equipo. Con él se puede además hacer una primera lectura y redactar mensajes.
 
En la muñeca se percibe como un reloj grande, pero no gigante ni pesado. ¿Cuánto costará? Samsung no lo informó. Sí prometió que estará disponible en más de 140 países a partir del 25 de septiembre. Y es probable que entre ellos esté Argentina.



Recomienda esta nota: