21/12/2013

Culturas

Revelan que se puede espiar a través de las webcam de nuestras computadoras

Una investigación en EEUU corroboró que los hackers (piratas informáticos) pueden acceder a las webcam (video cámaras de PC) para ver que hacen los dueños.

Si bien hasta el momento era una leyenda urbana, existía el temor real de que un intruso pudiera ver lo que estamos haciendo en la intimidad de nuestros hogares, por medio de nuestras cámaras web. Finalmente una investigación, validada por el FBI, señala que esto está más cerca de la realidad que del mito.
 
Un estudio de la Universidad Johns Hopkins, certificado por un ex agente del FBI, reveló que la agencia de investigación norteamericana tiene la tecnología necesaria para controlar una webcam y seguir paso a paso los movimientos de un sospechoso. Pero la técnica ya no es un secreto para nadie y está al alcance de cualquier hacker de nivel medio.
 
Sin embargo, la investigación que publica The Washington Post indica también que un juez del estado de Houston ha rechazado tal método en pesquisas oficiales por considerarlo "muy  intrusivo" y con serias posibilidades de violar la Cuarta Enmienda de la Constitución norteamericana.
 
La investigación de la JHU firmada por Stephen Checkoway y Matthew Brocker señala que su equipo reprogramó a distancia el chip de una iSight, la cámara de las MacBook, para controlarla e incluso apagar el led que se enciende cuando está activada, de manera que el dueño de la misma no se percate de que está siendo espiado.
 
Aunque el estudio se realizó con modelos de iSight anteriores a 2008, señalan que intervenir cualquier cámara del mercado de esa manera está al alcance de quien posea el software necesario, denominado RAT (Remote Administration Tool). Y consideran que la operación es "algo sencillo".
 
Por eso no sería extraño que proliferen casos como el de Jared James Abrahams, de 19 años, quien fue detenido en agosto de 2013 acusado de piratear, desde su casa de Temacula (California), la webcam de la computadora de Cassidy Wolf, flamante Miss Teen EEUU.
 
Su intromisión, unida al descuido de la joven, le permitió grabar imágenes de desnudos de Cassidy, generando elementos para un proceso por extorsión contra el hacker que operaba la cámara de su ordenador a control remoto.


Recomienda esta nota: