24/12/2013

Culturas

Develan el final de Glee si Ciry Monteith no hubiera muerto

Ryan Murphy contó que Rachel regresaría a Ohio y acudiría al club de coro que regenta Finn.

El creador de la seguida serie Glee, Ryan Murphy, compartió con sus fans el final que tenía previsto y que se vio truncado por el fallecimiento de Cory Monteith el pasado mes de julio, por una sobredosis de drogas y alcohol. 
 
"Yo tenía pensado el final de la serie, que estaba diseñado en torno a la relación entre Rachel y Finn", comenzó contando el creador de la exitosa comedia musical. "Siempre supe cómo terminaría. Sabía cómo sería el último episodio, y que él estaría. Sabía cuál sería la última frase, que ella le diría a él", agregó Ryan Murphy en un acto conmemorativo a Monteith.
 
"Al final de la sexta temporada, Rachel (Lea Michele) iba a haberse convertido en una estrella de Broadway, el papel que estaba destinado a realizar desde que nació. Finn (Cory Monteith) se habría convertido en profesor felizmente establecido en Ohio, en paz consigo mismo y sin sentirse como un perdedor en Lima", reveló Murphy.
 
En el discurso, que dio a conocer Entertaintment Weekly, el creador de Glee también contó cuáles iban a ser  las palabras finales de los personajes protagonistas en la ficción.
 
"La última línea del diálogo habría sido la siguiente: Rachel regresa a Ohio y acude al club de coro que regenta Finn. '¿Qué estás haciendo aquí?' le pregunta Finn, a lo que Rachel contestaría: 'Estoy en casa', fundido a negro. Fin".
 
Murphy también habló de su relación personal con Monteith: "Desde el inicio, Cory y yo tuvimos una relación paterno-filial, aunque en esa época debo admitir que yo no quería. No sabía cómo hacerlo".
 
"Pero Cory, que venía de un hogar desestructurado y parecía un niño perdido, necesitaba una figura masculina que le diera una guía, apoyo, un rumbo. En retrospectiva, Cory fue una especie de rueditas de bicicleta que me ayudó a convertirme en el padre que soy ahora con mi propio hijo", concluyó.
 
 



Recomienda esta nota: