16/10/2014

Culturas

La sorprendente historia de la joven que pasó de la anorexia a ser instructora de fitness

Antonia Eriksson actualmente tiene 19 años, mostró al mundo que es posible un cambio radical.

Antonia Eriksson actualmente tiene 19 años, vive en Suecia y es instructora fitness. A los 18 años fue internada en septiembre de 2012 en un hospital para tratar la anorexia nerviosa que la había llevado a pesar tan solo 38 kilos.

Luego de haber pasado algún tiempo hospitalizada a causa de anorexia, Antonia dejó los complejos atrás y comenzó una nueva vida que cambiaría por completo su percepción de la belleza.

Eriksson,en su cuenta de Instragram, mostró al mundo que es posible un cambio radical, demostrando con hechos, que la voluntad y el entusiasmo juegan un papel importante a la hora de cumplir metas.

A modo de concientización sobre la buena alimentación, Antonia publicó día a día en qué consistían sus desayunos, almuerzos, meriendas y cenas con coloridos platos que incluían frutas y proteínas.

Superando su aspecto enfermo y sumamente delgado, logró un cambio espectacular a través de estos años.

 

 

 




Recomienda esta nota: