15/11/2016

Culturas

Una pareja de ancianos adoptó una pitón de 4 metros como si fuese su hijo

El matrimonio chino se quedó con la serpiente para salvarla de una muerte segura cuando medía apenas 30 cm de largo. Después de 7 años, ya pesa 60 kilos.
Ampliar (1 fotos)

Matrimonio de China que adoptó una pitón.

Una pareja de ancianos de China tiene desde hace 7 años un “hijo adoptivo” muy peculiar. Se trata de una pitón de 3,7 metros de largo y que pesa 60 kilos.

 

Shi Jimin, de 68 años, trabajador jubilado de un frigorífico, adoptó la pitón en 2009, para salvarla de una muerte segura. Un vendedor de pescado y reptiles había llegado a su lugar de trabajo, y había logrado vender la totalidad de su stock, a excepción de una pequeña serpiente de 30 cm de largo que nadie quería.

 

El hombre había dicho que, si nadie estaba interesado, iba a deshacerse de ella, entonces intervino y le preguntó al vendedor cuánto quería por el reptil. Shi cuenta que finalmente la consiguió gratis, ya que el hombre estaba a punto de acabar con ella o tirarla a la basura en algún lugar de todos modos. Así que llevó a la joven serpiente a su hogar, que compartía con su mujer, sin soñar que crecería tanto.

 

Pero incluso después de darse cuenta de que habían adoptado una pitón, la pareja de ancianos no tuvo ningún problema en compartir su casa con su mascota, que consideran más bien como un hijo. En los últimos siete años alcanzó unos imponentes 3,7 metros, y pesa alrededor de 60 kg.

 

Pero los expertos dicen que todavía es joven, y que aún se volverá más grande. Así y todo, Shi y su esposa no están preocupados por su seguridad, y le permiten a la serpiente deslizarse libremente alrededor de su casa durante el día. A menudo se sienta en su regazo mientras ven la televisión juntos, o simplemente encuentra un lugar cómodo y se sienta allí como un buen chico. Por la noche, la pareja le da a la serpiente un baño caliente, y antes de irse a la cama, llevan a la pitón a su propio dormitorio.

 

Aparte de restringir las ventanas, para asegurarse de que su hijo, al que llamaron Shi Nanwang, no se escape a ningún lado, Shi y su esposa dicen que no tomaron ninguna precaución para protegerse de la serpiente, y juran que nunca los ha mordido

 

La pareja tiene una jaula de acero hecha para Nanwang, pero sólo para usar como recinto privado durante su período de seis meses de hibernación. Cuando entra en su largo letargo en el comienzo del invierno, Shi llena la jaula con mantas y coloca dentro la serpiente para que no la molesten por error.

 

Al preguntarle si el cuidado de una gran serpiente es caro, Shi Jiming, dice que gasta la mitad de su pensión mensual en ella. Nanwang actualmente consume alrededor de 8 pollos vivos medianos, o 5 grandes, cada 20 a 30 días.

 

La pareja china a menudo lleva a su hijo serpiente de paseo al aire libre alrededor de su vecindario, y cuentan que a pesar de que sus vecinos al principio estaban aterrorizados de Nanwang, pronto se dieron cuenta que es muy dócil y amigable. Muchos de los niños se detienen a acariciarla o tomarse fotos con ella. “La pitón es muy calmada y escucha a Shi Jimin,” dijo uno de los vecinos de Shi. “Todo el mundo la ha visto crecer. Ha sido como ver crecer a un niño.”

 

La pareja de ancianos tiene dos hijas, pero se mudaron de la casa hace mucho tiempo, y tienen sus propias familias, por lo que no serán capaces de cuidar de Shi Nanwang si les pasa algo. Shi Jimin dijo a la prensa que planea dar a la serpiente a un zoológico cuando esté demasiado viejo para cuidar de ella, momento en el que la pitón aparentemente dejó de moverse y se quedó en su regazo en silencio. “No te preocupes, eso será recién dentro de unos diez años”, la tranquilizó Shi.



Recomienda esta nota: