25/01/2017

Culturas

Murió la actriz Mary Tyler Moore, estrella de la TV norteamericana y símbolo del feminismo

Ganadora de seis premios Emmy, tres Globos de Oro y aspirante a un Oscar, era especialmente conocida por sus papeles televisivos en los programas The Dick Van Dyke Show (años 60) y The Mary Tyler Show (años 70). Tenía 80 años.

La actriz estadounidense Mary Tyler Moore murió este miércoles a los 80 años de edad, según confirmó su representante a los medios.


"Hoy, la amada ícono Mary Tyler Moore murió a los 80 años rodeada de sus amigos y su esposo de hace más de 33 años, Robert Levine,", informó la publicista Mara Buxbaum en un comunicado.


Moore, ganadora de seis premios de la televisión Emmy, tres Globos de Oro y aspirante a un Oscar, era especialmente conocida por sus papeles televisivos en los programas The Dick Van Dyke Show (años 60) y The Mary Tyler Show (años 70).




Mary Tyler Moore se hizo famosa en los años 60 por su papel como Laura Petrie, una alegre ama de casa en la comedia de televisión The Dick Van Dyke Show. Allí interpretaba a la esposa del protagonista, Laura Petrie, ex bailarina devenida ama de casa, cuya devoción por los pantalones capri lograron imponer a la prenda como el último grito de la moda a comienzos de los años 60. Moore sufría de diabetes y en 2011 pudo recuperarse de un tumor cerebral benigno luego de una intervención quirúrgica.


Había nacido el 29 de diciembre de 1936 y con sólo 24 años había conseguido ser la coprotagonista del show de Dick Van Dyke, pero su carrera pegaría un volantazo gracias a un programa que revolucionaría el mundo de la comedia y el rol de la mujer en el género y que llevaba su nombre: El show de Mary Tyler Moore.


Allí Moore encarnó a una mujer soltera que se traslada hasta la ciudad de Minneapolis para conseguir un trabajo en la cadena local de televisión WJM. En su época, este papel fue pionero en la forma de presentar a su protagonista como una mujer independiente y soltera y Moore se convirtió en un símbolo para el movimiento feminista.




La serie fue un verdadero fenómeno que inspiraría a generaciones posteriores de mujeres del espectáculo. El show de Mary Tyler Moore duró nada menos que siete temporadas y en 1977 se llevaba su último premio Emmy como mejor comedia, el número 29 de los cosechados, un récord que hasta el momento ninguna otra serie pudo quebrar.


Asume riesgos, comete errores. Así es como creces. El dolor nutre tu valor. Tienes que fracasar para poder ser valiente", dijo la actriz en una ocasión. 


Luego de semejante éxito, a la cómica le costó imponerse en un nuevo formato. The Mary Tyler Moore Hour, una cruza de programas de variedad y comedia de situaciones, que contó con una participación especial de su amigo y ex compañero Dick Van Dyke, no pudo consolidarse por más de tres meses en el aire. A dicho programa le sucedió Mary, una serie que se emitió de 1985 a 1986 y que CBS canceló por pedido expreso de Moore, quien aseguró que no le gustaba el camino que estaba tomando el programa.


Entre fines de los 90 y comienzo del 2000, la actriz comenzó a reinventarse con apariciones en The Ellen Show - el programa de Ellen DeGeneres -, en The Dick Van Dyke Show Revisited y posteriormente en That '70s Show y en Hot in Cleveland, donde se reunió con sus compañeras de El show de Mary Tyler Moore, Cloris Leachman, Valerie Harper y Georgia Engel.


Moore formó parte de diversas obras de Broadway, como Whose Life Is It Anyway en 1980, Sweet Sue en 1987 y la relectura de Breakfast at Tiffany's titulada Holly Golightly que lamentablemente no tuvo más de tres presentaciones "no oficiales" antes del estreno que quedaría trunco. Décadas más tarde, formó parte de la obra de Neil Simon off-Broadway Rose's Dilemma, que marcó uno de los conflictos más resonantes que vivió Moore, quien se peleó con Simon luego de que el dramaturgo le pidiera "aprenderse la letra", o de lo contrario la echaría de la producción.


La actriz también se animó a producir obras como Noises Off, The Octette Bridge Club, Joe Egg, Benefactors y Safe Sex.


La película más reconocida de Mary Tyler Moore sin dudas es Gente como uno, la ópera prima de Robert Redford de 1980. El drama le valió una nominación al Oscar como mejor actriz por su interpretación de una madre que está atravesando el duelo por la muerte de su hijo. Posteriormente, Moore aparecería en producciones como Six Weeks (1982), Just Between Friends (1986) y Flirting with Disaster (1996). Asimismo, la actriz incursionó en el mundo de los films televisivos, siendo el más conocido Bebés robados, por el cual ganó un Emmy en 1993.


Moore escribió dos trabajos autobiográficos: After All en 1995, en el que detalló su lucha contra el alcohol; y Growing Up Again: Life, Loves, and Oh Yeah, Diabetes en el cual narró los pormenores de otra lucha, en ese caso contra la diabetes.


En el año 2012, Mary Tyler Moore fue homenajeada en los premios SAG del Sindicato de Actores, ceremonia en el que se la ratificó como icono del movimiento feminista y pionera por haber mostrado en pantalla a una mujer trabajadora e independiente, escenario poco habitual en los setenta y que incluso hoy no es tan frecuente como debería.


(lanacion.com, bbc.com)



Recomienda esta nota: