17/02/2017

Culturas

Amalia Granata brindó una revelación que impactó a todos

Contó que desde los 23 años que colocaba botox en su rostro para eliminar las pocas arrugas que tenía.
Ampliar (1 fotos)

Amalia Granata contó porqué dejó de usar botox.

Luego de la fallida reconciliación entre Amalia Granata y Rocío Marengo, y despues de pasar vacaciones con Leo Squarzon y su bebé en Punta del Este, la modelo hizo una revelación que sorprendió a todos.


De visita en Cortá por Lozano, la periodista le contó a Vero Lozano sobre los años que estudió para ser instrumentadora quirúrgica (le quedaron pendientes sólo dos materias) y la charla derivó en la adicción que en el pasado confesó tener al botox.


"Hace 2 años que no me pongo botox porque me pasó de verme en una repetición en la tele y me vi un monstruo", aseguró. "Me vi rígida y dije '¿qué es eso?'. No me estaba dando cuenta la cantidad bótox que me estaba poniendo hasta que me vi", reveló.


Según ella misma había confesado en una nota anterior, esos retoques se los comenzó a hacer los 23 años. O sea, estuvo inyectándose bótox durante una década. "Ahí dejé de ponerme y hace casi 2 años que no me pongo, por ahora. ¡Por ahora! Seguramente después volveré a ponerme, pero menos que antes. Era un monstruo", agregó Amalia Granata, sin rechazar la posibilidad de que el futuro vuelva a recurrir a esa "ayudita".


Recomienda esta nota: