01/04/2017

Culturas

El descargo de Calamaro: "Me encuentro perplejo por el linchamiento mediático"

El músico respondió a las críticas recibidas por su afición las corridas de toros y su cuestionamiento a los defensores de los animales.
El descargo de Calamaro: Me encuentro perplejo por el linchamiento mediático | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Andrés Calamaro.

El músico Andrés Calamaro despertó polémica a partir de declaraciones en una entrevista a un medio español, donde habló de su predilección por la corrida de toros y criticó la supuesta sobreatención que muchas personas les brindan a los perros.

Tras las fuertes críticas que recibió por parte de proteccionistas de animales, el músico publicó en Facebook un descargo con fuerte contenido irónico, que después borró: "Lamento las molestias ocasionadas en relación a mis recientes declaraciones que pudieran haber atentado contra la integridad moral de la gran secta de buena gente aplatanada por los slogans de lo que graciosamente llamamos 'la corrección política'".

"Servidor detecta un desfase entre la proliferación de fotos con perros y la poca reacción frente a las tragedias del mundo: diez millones de niños van a morir este año. Una noticia que debería unirnos a todos en torno a una preocupación profunda. Aficionados a las corridas de toros hay millones en grandes ciudades, poblaciones y pueblos. Y se merecen el mismo respeto que cualquiera. Yo no soy portavoz (no más que espontáneo) de la tauromaquia ni de la muerte de un vacuno", continuó.

"Ser aficionado a las corridas de toros no te convierte en un asesino sádico a menos que hayas matado con alevosía a otra persona", sentenció el cantante.

"La libertad y el respeto a las personas son columnas fundamentales de la vida civil, el don de gentes y la sociedad toda. Lamento haber herido en el honor y la sensibilidad de almas tan bellas como angelicales, personas tan sensibles que, heridos por un sable sin remaches, no pueden contener sus insultos. Mi afición consiste en presentarme en la plaza y ver pacíficamente el desempeño de los toros y los toreros. Nadie merece ser insultado por una masa enfurecida que no da la cara. El toro puede defenderse del torero. Pero en la selva donde pian pájaros azules que cotizan en Wall Street (o en Facebook o en el foro que corresponda) solo se trata de un ejercicio catártico y poco valiente, consistente en tirar piedras y esconder la mano", aseveró.

En otro post, agregó: "Sé que los ciudadanos de a pie tienen sus preocupaciones diarias y muchas veces se olvidan de mi permanente asesinato (soy el hambre), también están atareados demostrando ser buenas personas, adoptando mascotas en las que van a invertir un dinero que podría salvar vidas".

Además aclaró que, pese a sus opiniones, los perros le gustan mucho: "Es frecuente encontrar en el Facebook fotos de mascotas dulces, algunas recién llegadas a un hogar necesitado de cariño: darlo y recibirlo. A mí me gustan muchos los perros, siento la misma ternura que cualquiera, jamás los maltrato, los respeto y los puedo tratar como a personas. Pero soy el hambre y es posible que muchos se defiendan de mí comiendo un perro o un gato rosarino. Aceptamos la ingesta de animales muertos pero no resulta ni mucho menos suficiente cuando yo (el hambre) dispongo de mi campaña de asesinato de inocentes", afirmó.

Y concluyó: "Habiendo vivido una verdadera dictadura dura, me encuentro perplejo por el escarnio y consiguiente linchamiento mediático al que me someten por ejercer el derecho humano y divino también conocido como: Libertad de expresión".



Recomienda esta nota: