18/04/2017

Culturas

Revelan detalles de la adicción de Prince a los medicamentos

El músico incluso logró que un médico le prescribiera opiáceos usando el nombre de su guardaespaldas, de acuerdo a nuevos documentos encontrados.
Revelan detalles de la adicción de Prince a los medicamentos | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El principe del rock luchaba contra su dependencia de ciertas sustancias. Foto EFE

Prince vivía rodeado de grandes cantidades de fármacos y algunos los conseguía gracias a un médico y confidente que los recetaba a nombre de otra persona para proteger la adicción del cantante a los opiáceos, de acuerdo a las órdenes de registro de su casa de Minnesota que acaban de ver la luz, informa el diario español El Mundo.


Esos documentos relacionados con la investigación de la muerte del cantante el pasado 21 de abril de 2016 detallan los esfuerzos policiales por conseguir grabaciones del teléfono de Prince y su ordenador, para determinar cómo se produjo la sobredosis de fentanilo que acabó con su vida, un narcótico sintético con más potencia que la morfina.


Entre lo hallado está la prescripción de un médico, Michael Todd Schulenberg, que atendió a Prince en dos ocasiones, el 7 y el 20 de abril, y que admitió a las autoridades que le prescribió oxicodona al cantante pero que lo hizo a nombre de Kirk Johnson, el guardaespaldas del artista, para preservar la identidad de la estrella musical.


Los documentos aseguran que Prince estaba combatiendo una adicción a los medicamentos y que semanas antes de morir en el ascensor de su casa en Paisley Park, se enfermó en el avión privado en el que viajaba tras un concierto en Atlanta. Prince tuvo que ser atendido tras realizar un aterrizaje de emergencia en Illinois.


Al parecer, los investigadores encargados del caso encontraron una maleta junto a la cama de Prince con dos botellas con el nombre de Johnson en ellas, un calmante y un medicamento contra las naúseas, ambas prescritas por Schulenberg. Su guardaespaldas, por su parte, aseguró tras ser interrogado, que no sabía que Prince fuera adicto a los opiáceos, aunque después se demostró lo contrario.


También se sabe gracias a esos nuevos documentos que Prince había dejado de usar los móviles tras ser 'hackeado' y que recurría a correos electrónicos y a un número fijo para comunicarse. Además, se indica que no recurrió a un mismo médico a lo largo de su carrera, sino que era su equipo el que le daba acceso a un abanico de doctores para atender sus necesidades.

(elmundo.es)





Recomienda esta nota: