19/04/2017

Culturas

Tras el éxito de Making a Murderer, Netflix lanza otro gran documental

Los productores apostaron por seguir dentro del género de no ficción, aunque esta vez siguiendo las pistas de un homicidio cometido en 1969: el de la monja Cathy Cesnik, de 26 años.
Tras el éxito de Making a Murderer, Netflix lanza otro gran documental | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La serie documental Making a Murderer se convirtió rápidamente en uno de los éxitos de Netflix.

El título apareció en medio de los cientos de opciones que ofrece Netflix en su grilla, en diciembre de 2015. Sin embargo, la serie documental Making a Murderer se convirtió rápidamente en uno de los éxitos de la plataforma, fascinando -y escandalizando- al público y a los críticos con el infame caso de Steven Avery.

Entusiasmados por el inesperado suceso, los productores apostaron por seguir dentro del género de no ficción, aunque esta vez siguiendo las pistas de un homicidio cometido en 1969: el de la monja Cathy Cesnik, de 26 años. La joven fue asesinada en Baltimore y, pese a que pasó casi medio siglo, los investigadores están recién ahora haciendo algunos avances para hallar a los responsables del crimen.

Who Killed Sister Cathy? -o ¿Quién mató a la Hermana Cathy?- está basado en los momentos previos a la muerte de la religiosa, ocurrida en noviembre de 1969. Su cuerpo apareció unos meses después, y el misterio alrededor de lo ocurrido nunca terminó de resolverse. En 2015, de hecho, la periodista Laura Basset desempolvó el caso y escribió un extenso artículo en el Huffington Post titulado "Enterrada en Baltimore: el misterioso asesinato de una monja que sabía demasiado".

En la investigación, Basset aseguraba que la policía había comenzado a recibir información sobre el caso mucho tiempo después porque los allegados y amigos de Cesnik habían tenido miedo de hablar en su momento.

Otro reciente artículo de la filial local de la CBS indicó que que los investigadores estaban más cerca que nunca de esclarecer el misterio y dar con el responsable del crimen. Si esto es así, a diferencia de Making A Murderer, el final podrá ser revelador.

Según ese mismo artículo, hay dos líneas de investigación que conducen a los sospechosos, uno acusado de instigar el crimen y el otro de cometerlo. La teoría más fuerte, indica que Cesnik estaba al tanto de los numerosos casos de abuso cometidos por un cura de la congregación a la que pertenecía y estaba dispuesta a denunciarlo poco antes de ser asesinada.

El estreno de la serie, que tendrá siete episodios, está previsto para el próximo 19 de mayo.



Recomienda esta nota: