11/01/2018

Culturas

Andrea Politti y la estafa a los televidentes

Descubrieron otro caso en el que los participantes, que supuestamente no se conocían, en realidad son pareja.

"Ojos que no ven" es el programa de Andrea Politti que es emitido por el canal El trece. Conmovedor, emotivo e inquietante son adjetivos que definen la realidad de esta emisión. ¿O deberíamos decir la ficción?

Y es que se descubrió un nuevo caso de estafa al televidente. La historia es la siguiente: Melany y Axel son amigos de toda la vida. Ella se presenta al programa para confesarle su amor; él es un muchachito de 21 años inseguro: "me gusta más que me encare una mujer que encararla yo", dice para sincerarse.

"Lo conocí a los 7 años en el Instituto de Inglés. Me impactó con su mirada y su sonrisa. Fue amor a primera vista", habrían sido las palabras de la joven en la previa a la emisión del programa.

La joven, oriunda de Salto, revela además que nunca ha estado con un hombre en la intimidad: "siempre estoy esperando al Príncipe Azul", afirma.

Sin embargo, otra vez la realidad parece contrastar de plano con lo que se intentó mostrar desde la pantalla. Es que si uno va a la cuenta de Facebook de Melany Sivori, tal su nombre completo, se encontrará con que ya había una relación establecida entre ella y el joven en cuestión.

"Nuestra relación va más allá de nuestra amistad en Facebook, pero es hermoso recordar cuándo y cómo comenzó todo. Con el tiempo aprendí a amar a tu hijo, apreciarte, admirarte y, por sobre todas las cosas, a encariñarme con tu familia. Quienes me abrieron las puertas de su casa y de su vida con una sonrisa enorme y dándome calidez y espacio para poder formar parte. Te lo he dicho más de una vez pero lo vuelvo a repetir, porque nunca voy a poder terminar de agradecerles", le escribe la participante del programa a Silvia Schmunck, la madre de Axel."Melany, me encanta que formes parte de mi familia, sos un ser encantador y sabés que te quiero mucho", le respondió su "suegra", hace aproximadamente cinco meses atrás.

Así es como se conforma otro engaño más en la televisión argentina. Hasta ahora, y más allá de las pruebas concretas al respecto, el programa no hizo ningún tipo de mea culpa por lo sucedido.


Recomienda esta nota: