11/01/2018

Argentina

El Pro pintó una pileta en el suelo: costó $39 millones

Se trata de una lona de color celeste que simula ser una piscina de grandes dimensiones, sobre la cual la gente puede caminar y los niños jugar.
Ampliar (1 fotos)

Como propuesta para mayor seguridad de los niños no parece tan desacertada.

Esta mañana se inauguró la 10º edición de “Buenos Aires Playa”, las famosas playas de arena sin mar que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires instaló para los porteños que se quedan en la ciudad, con la presencia de Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, jefe y vicejefe de la alcaldía autónoma respectivamente.


En línea con esta propuesta, el PRO habilitó una imitación de pileta de grandes dimensiones que consta de una lona de color celeste puesta sobre el piso y con una capa de pocos milímetros de agua sobre su superficie. La falsa piscina generó críticas y burlas en las redes sociales, mientras el Gobierno dice que son “juegos acuáticos”, aunque reconoce el error de simular una piscina real.


Lo cierto es que el gobierno de Rodríguez Larreta le pagó $39 millones a la empresa de marketing Prado Del Ganso S.A. para que monte el evento Buenos Aires Playa 2018 e instale la falsa pileta pública que el jefe de Gobierno presentó en el Parque de los Niños.




La superficie es, según voceros gubernamentales, el sector de “juegos acuáticos” del predio, que cuenta con toboganes, sombrillas, duchas y juegos playeros. Sucede que la lona celeste tiene exactamente la forma de una pileta de natación, como las que el Estado porteño administra en parques públicos como el Sarmiento o el Roca, por ejemplo.


En concreto, según consta en el Boletín Oficial de la Ciudad, la Subsecretaría de Contenidos porteño contrató a esa firma por $ 38.970.608,68 por el “servicio de producción integral del evento” Buenos Aires Playa, que se hace 10 años y estará en el Parque de los Niños (Nuñez) y en el Parque Indoamericano (Villa Lugano) hasta el 28 de febrero.




En realidad la idea no parece tan mala teniendo en cuenta que en ella los más pequeños podrán refrescarse con mucho menos riesgo de ahogarse. Sin embargo, las burlas y críticas en las redes no tardaron en aparecer.


Desde el oficialismo salieron al cruce y aseguraron que se simuló una pileta por razones de seguridad de los niños. (Con información de Letra P)




Recomienda esta nota: