30/05/2018

Argentina

Tinelli, político: "La economía tiene que tener tres patas: consumo, exportaciones e inversiones genuinas"

El conductor aseguró que "uno puede servir al país desde muchos lugares" pero no descartó incursionar en la política. Contó como combatiría a la pobreza y dio su visión de la economía.
¿Marcelo Tinelli empieza a hablar como futuro candidato?
El conductor devenido en empresario de medios no descartó involucrarse en política, criticó a quienes dicen que Argentina es inviable, contó como combatiría a la pobreza y dio su visión de la economía. "Tiene que tener tres patas: consumo, exportaciones e inversiones genuinas, no la timba financiera", aseguró.
 
Marcelo Hugo Tinelli es una de las figuras con mayor imagen positiva entre los argentinos, no solo por su larga trayectoria al frente de uno de los programas más populares de la televisión sino como empresario de medios y en su rol de dirigente deportivo donde no pudo llegar a consagrarse como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino en el recordado empate 38 a 38.
"Uno puede servir al país desde muchos lugares. Hoy no estoy pensando en el ingreso a la política. Amo a la Argentina, me emociona estar con la gente. Si algún día se da, no lo descarto. Hoy no lo tengo pensado, no es el momento", aseguró el conductor pero aclaró que la idea le "encanta" y "si es hacer política es para ayudar a los que menos tienen".
De todos modos su discurso sobre la economía, la caída del consumo, la educación, la forma de combatir la pobreza y las declaraciones sobre aquellos dirigentes que consideran al país como "inviable" lo ponen más en lugar de futuro candidato que de un actor que influye en la política nacional. 
"Mi mirada es para abajo, una Argentina sale dándole a los que menos tienen, no beneficios para los que más tienen. Tenemos que arrancar de abajo. Para mí la economía tiene que tener tres patas: consumo, exportaciones e inversiones genuinas, no la timba financiera como ha pasado en los últimos años. El consumo sigue cayendo muchísimo en este momento, pero no es de este gobierno, es estructural", enfatizó en una entrevista con el periodista Luis Novaresio.
En la misma línea el flamante dueño de Laflia remarcó: "Me pone triste que digan que el país es inviable, la puta madre… ¿Qué inviable? No puede ser inviable con la riqueza que tiene. Nos vamos a tener que arremangar para ayudar a que esto salga, pero no lo veo inviable. No podemos no tener sueños los argentinos, tenemos que creer. Yo en Bolívar vendía helado, mi viejo murió de cirrosis, mi mamá tuvo una esquizofrenia. No tuve nada y pude llegar a algo".
"Qué loco que se mida en números. Para mí no es un número. La pobreza es un montón de cosas. Es estructural muchas veces, son las condiciones en las que esa gente se tiene que mover. Para mí es pobre alguien que tiene que esperar cinco horas para ir a un hospital. Eso no tiene índice, no hay medición", analizó.
Tinelli remarcó que la Patria "no está en peligro" aunque la situación actual no sea la mejor, además aseguró que seguiría haciendo el popular "Gran Cuñado" donde hace una sátira de los políticos que ha incidido fuertemente en las elecciones. El final de los gobiernos de Menem y De la Rúa llegó desde su programa al igual que el triunfo de Francisco De Narvaez sobre Néstor Kirchner en 2009.
"Hay una grieta que es difícil. No sé si se sale, tenemos que salir. Esa grieta le sirve a algunos nada más. A los que lucran de un lado o del otro. Tiene que haber más opiniones, va a ser muy bueno para la Argentina", concluyó.

Marcelo Tinelli tiene una larga trayectoria al frente de uno de los programas más populares de la televisión y es reconocido como empresario de medios y en su rol de dirigente deportivo. En una entrevista con el periodista Luis Novaresio dio su punto de vista sobre la pobreza y la economía y no descartó involucrarse en política.

"Uno puede servir al país desde muchos lugares. Hoy no estoy pensando en el ingreso a la política. Amo a la Argentina, me emociona estar con la gente. Si algún día se da, no lo descarto. Hoy no lo tengo pensado, no es el momento", aseguró el conductor pero aclaró que la idea le "encanta" y "si es hacer política es para ayudar a los que menos tienen".

"Mi mirada es para abajo, una Argentina sale dándole a los que menos tienen, no beneficios para los que más tienen. Tenemos que arrancar de abajo. Para mí la economía tiene que tener tres patas: consumo, exportaciones e inversiones genuinas, no la timba financiera como ha pasado en los últimos años. El consumo sigue cayendo muchísimo en este momento, pero no es de este gobierno, es estructural", enfatizó.

En la misma línea el flamante dueño de Laflia remarcó: "Me pone triste que digan que el país es inviable, la puta madre… ¿Qué inviable? No puede ser inviable con la riqueza que tiene. Nos vamos a tener que arremangar para ayudar a que esto salga, pero no lo veo inviable. No podemos no tener sueños los argentinos, tenemos que creer. Yo en Bolívar vendía helado, mi viejo murió de cirrosis, mi mamá tuvo una esquizofrenia. No tuve nada y pude llegar a algo".

"Qué loco que se mida en números. Para mí no es un número. La pobreza es un montón de cosas. Es estructural muchas veces, son las condiciones en las que esa gente se tiene que mover. Para mí es pobre alguien que tiene que esperar cinco horas para ir a un hospital. Eso no tiene índice, no hay medición", analizó.

Tinelli remarcó que la Patria "no está en peligro" aunque la situación actual no sea la mejor, además aseguró que seguiría haciendo el popular "Gran Cuñado" donde hace una sátira de los políticos que ha incidido fuertemente en las elecciones. El final de los gobiernos de Menem y De la Rúa llegó desde su programa al igual que el triunfo de Francisco De Narvaez sobre Néstor Kirchner en 2009.

"Hay una grieta que es difícil. No sé si se sale, tenemos que salir. Esa grieta le sirve a algunos nada más. A los que lucran de un lado o del otro. Tiene que haber más opiniones, va a ser muy bueno para la Argentina", concluyó.


Recomienda esta nota: