01/11/2018

Culturas

Televisión

A una semana de su llegada al Bailando, La Bomba Tucumana está a un paso de ser expulsada

La cantante tucumana le planteó una serie de exigencias a la producción, que no está dispuesta a cumplírselas.
Ampliar (1 fotos)

Gladys la Bomba Tucumana entró en los últimos días a la competencia del Bailando por un Sueño, en reemplazo de Esmeralda Mitre quien sufrió una lesión.

Según trascendió en las últimas horas, sonaba fuerte para ocupar el lugar que deja libre Flavio Mendoza, que se despidió del certamen para poder ocuparse del cuidado de su hijo Dionisio.

La intención de los productores era sumar a intérprete de La pollera amarilla como figura fija del Bailando 2018. Federico Hoppe y El Chato Prada querían que Gladys baile con su hijo Tyago Griffo, como hasta ahora. Sin embargo, la estrella de la movida tropical puso como condición para seguir contar con un bailarín profesional como partenaire en lugar de su hijo.

Según contó el periodista Ángel de Brito, La Bomba hizo su pedido a la producción de ShowMatch, pero del otro lado obtuvo una respuesta negativa. Marcelo Tinelli y su equipo le dejaron en claro que pretendían que continúe ella con su hijo, pero ninguno de los dos acepta continuar de esa manera.

¿Qué pasa entre madre e hijo? Al parecer, Tyago está cansado de los enfrentamientos de la cantante con el resto de los participantes. En las últimas galas, Gladys se cruzó con Florencia Peña, Jimena Barón, Natalie Weber y Mica Viciconte. El joven quiere alejarse del perfil confrontativo de su mamá y también había deslizado a la producción la idea de seguir en la competencia con una bailarina profesional. El Chato y Fede también le bajaron el pulgar. (tn.com.ar)

 

 


Recomienda esta nota: