22/01/2020

Culturas

suegra querida

Le pagó la fiesta de casamiento y la luna de miel a su hija, y se quedó con al novio

"Paul puede haber sido un novio infiel, pero ella es mi madre. Se supone que me ame y protega más que nadie", dijo la novia engañada.
Le pagó la fiesta de casamiento y la luna de miel a su hija, y se quedó con al novio | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Le pagó la fiesta de casamiento y la luna de miel a su hija, y se quedó con al novio

Una mujer en Reino Unido pagó casi US$20.000 por el casamiento de su hija sólo para después enamorarse de su flamante yerno durante la luna de miel y tener un hijo con él a los nueve meses de la boda.

Lauren Wall estaba feliz porque su madre, Julie, se llevaba bien con su novio, Paul White. La pareja de Twickenham, en el sudoeste de Londres, se casó el 14 de agosto de 2004, cuando ella tenía 19 años y él, 20.

Quizás por eso, y por el hecho de que ya tenían una hija de siete meses en común, Lauren y su marido decidieron irse de luna de miel con Julie, quien además fue la responsable de costear su boda de £15.000 (unos US$19.600 al cambio actual).

Pero el joven matrimonio no comió perdices: el marido se volvió cada vez más reservado y pendiente de su celular, y la suegra empezó a comportarse de manera extraña.

"Debo haber sido joven y muy inocente porque pensé que todo iba bien", reconoció Lauren, una desarrolladora de productos de 34 años, al sitio Mirror.

Poco después de la boda "de ensueño", como la describió Lauren, la pareja se separó en octubre de 2004 y White y su suegra se fueron a vivir juntos casi en seguida.

De hecho, cuando la mujer encontró a su madre en la calle notó que tenía panza como de embarazada, pero ella le aseguró que tenía "un quiste".

El primer hijo de Julie y Paul nació en julio de 2005. "¿Te sacaron el quiste, entonces?", le escribió Lauren a su madre, y aunque la mujer intentó desviar la conversación el tiempo le dio la razón a la novia "excluida".

Julie, una asistente social de 53 años, y Paul, un trabajador aeroportuario de 35, se casaron el 15 de agosto de 2009, un día después de lo que hubiera sido el quinto aniversario del hombre y Lauren.

Hasta el día de hoy Julie niega que haya habido un affaire. "Estamos casados, eso es todo", aseguró al sitio británico.

"Paul puede haber sido un novio infiel, pero ella es mi madre. Se supone que me ame y protega más que nadie. En vez me robó mi marido, destruyó mi familia y mis sueños", expresó Lauren.

Hoy en día la mujer está en pareja y espera su cuarto hijo, pero reconoce nunca podrá perdonar del todo a su madre y menos a su ex marido y actual padrastro, que jamás le pidió perdón por la traición.

"Le he pedido alguna vez que se lo explique a nuestra hija y dice que es cosa del pasado", aseguró Lauren.


Recomienda esta nota: