19/02/2020

Culturas

REVELACIÓN

Abusos, adicciones y tragedias familiares marcan la vida de Ben Affleck

El actor contó sobre sus problemas con el alcohol, su divorcio, y otros problemas de salud.

Ben Affleck es sin dudas una de las estrellas más populares en Hollywood, por algo fue también el ganador de un Oscar en distintas oportunidades.
El actor, que es alcohólico en rehabilitación, se divorció en 2018 de la actriz Jennifer Garner, con quien tuvo tres hijos. Ahora intentar encarrilar su carrera y lucha por mantenerse sobrio.
“Bebí relativamente de manera normal durante mucho tiempo. Lo que sucedió fue que comencé a beber más y más cuando mi matrimonio se estaba desmoronando, esto fue entre 2015 y 2016. Mi consumo de alcohol, por supuesto, creó aún más problemas matrimoniales”, contó en una entrevista.
El matrimonio de Affleck con Garner terminó en 2018 después de una larga separación. Dijo que todavía sentía culpa, pero que había superado la vergüenza. 
“De lo que más me arrepiento en mi vida es de este divorcio”, aseguró, usando notablemente el tiempo presente. “La vergüenza es realmente tóxica. No hay nada positivo que obtener de la vergüenza. Es solo una sensación tóxica y horrible de baja autoestima y autodesprecio", contó Affleck.

Ben Affleck es sin dudas una de las estrellas más populares en Hollywood, por algo fue también el ganador de un Oscar en distintas oportunidades.

El actor, que es alcohólico en rehabilitación, se divorció en 2018 de la actriz Jennifer Garner, con quien tuvo tres hijos. Ahora intentar encarrilar su carrera y lucha por mantenerse sobrio.

“Bebí relativamente de manera normal durante mucho tiempo. Lo que sucedió fue que comencé a beber más y más cuando mi matrimonio se estaba desmoronando, esto fue entre 2015 y 2016. Mi consumo de alcohol, por supuesto, creó aún más problemas matrimoniales”, contó en una entrevista.

El matrimonio de Affleck con Garner terminó en 2018 después de una larga separación. Dijo que todavía sentía culpa, pero que había superado la vergüenza.

“De lo que más me arrepiento en mi vida es de este divorcio”, aseguró, usando notablemente el tiempo presente. “La vergüenza es realmente tóxica. No hay nada positivo que obtener de la vergüenza. Es solo una sensación tóxica y horrible de baja autoestima y autodesprecio", contó Affleck.

Para algunos, Affleck sigue siendo el tipo que rompió el corazón de Garner y que fue acusado de manosear a una presentadora de un programa de entrevistas en 2013. “Actué de manera inapropiada”, dijo sobre ese incidente en 2017, cuando comenzaba la era Me Too (movimiento feminista estadounidense), “y me disculpo sinceramente” añadió.

El alcohol

No ha hablado mucho sobre su alcoholismo desde que completó un tercer período de rehabilitación en 2018. (Los dos primeros fueron en 2001 y 2017). Pero con la llegada de “The Way Back” ha hecho que el tema sea imposible de evitar. Affleck también aceptó que la segunda palabra en Alcohólicos Anónimos no se aplica a él, ciertamente no después de que él (brevemente) recayó en el otoño, apareciendo destrozado en público unos meses después de dar a conocer que había logrado un año de sobriedad continua.

“La recaída es vergonzosa, obviamente”, dijo. "Desearía que no sucediera, realmente desearía que mis hijos no lo vieran en Internet. Jen y yo hicimos todo lo posible para abordarlo y ser honestos”.

“La recaída es vergonzosa, obviamente”, dijo. "Desearía que no sucediera, realmente desearía que mis hijos no lo vieran en Internet. Jen y yo hicimos todo lo posible para abordarlo y ser honestos”.

“A medida que envejezco, más reconozco que mi padre hizo lo mejor que pudo”, dijo el actor. "Hay mucho alcoholismo y enfermedades mentales en mi familia. El legado de eso es poderoso y a veces difícil de desechar”. El hermano menor de Affleck, Casey, de 44 años, ha hablado sobre sus propios problemas de alcoholismo y su sobriedad. Su abuela paterna se quitó la vida en un motel cuando tenía 46 años. Un tío se suicidó con una escopeta. Una tía era adicta a la heroína.

“Me tomó mucho tiempo, admitirme a mí mismo que soy alcohólico”, reconoció Ben Affleck. “El próximo trago no será diferente”.

Recomienda esta nota: