11/07/2020

Culturas

DIBUJOS

Revelaron por qué Homero y Krusty son casi idénticos

Matt Groening, creador de la serie, se refirió a las similitudes físicas entre los dos personajes.

Los Simpsons lograron trascender en el tiempo. La historia, se sabe, está centrada en la vida de una familia de clase media (Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie) que vive en Springfield, ciudad ficticia emplazada en los Estados Unidos.

Desde sus inicios surgieron innumerables interrogantes y enigmas. Uno de ellos tiene que ver con dos de los personajes más emblemáticos, Homero y Krusty, el payaso. Los diferencia un pequeño detalle: uno es pelado y el otro no. Pero el patrón es el mismo, como si estuvieran cortados por la misma tijera.


Hasta ahora, que apareció su creador para explicarlo y terminar con las conjeturas. “La idea original detrás de Krusty, el payaso, era que fuera Homero disfrazado, aunque Homero no sea respetado por su hijo, que sí adora a Krusty. Si miras a Krusty, es simplemente Homero con el pelo extendido y un mechón en la cabeza”, comenzó explicándole Groening a Entertainment Weekly.
Luego, agregó: “Estábamos tan ajetreados al comienzo de la serie que pensé: ‘Oh, esto es demasiado complicado’, así que simplemente lo descartamos. Pero cuando miro a Krusty, pienso: ‘Sí, ese es Homero’. Otra de las ideas era que en algún capítulo Bart descubriera que Krusty, en realidad, era su padre disfrazado”.


Hasta ahora, que apareció su creador para explicarlo y terminar con las conjeturas. “La idea original detrás de Krusty, el payaso, era que fuera Homero disfrazado, aunque Homero no sea respetado por su hijo, que sí adora a Krusty. Si miras a Krusty, es simplemente Homero con el pelo extendido y un mechón en la cabeza”, comenzó explicándole Groening a Entertainment Weekly.

Luego, agregó: “Estábamos tan ajetreados al comienzo de la serie que pensé: ‘Oh, esto es demasiado complicado’, así que simplemente lo descartamos. Pero cuando miro a Krusty, pienso: ‘Sí, ese es Homero’. Otra de las ideas era que en algún capítulo Bart descubriera que Krusty, en realidad, era su padre disfrazado”.

En un uno de los capítulos, Homero se anotó en la escuela de payasos de Krusty. Disfrazado como él, se lo confundían con el verdadero payaso. Por esto, por ejemplo, logró evadir un control policial y hasta fue perseguido por la mafia por culpa de una deuda que tenía el verdadero Krusty.

Lo llamativo en esta cuestión se centra en el pequeño Bart. En la “oveja negra” de la familia Simpson. El niño vive haciéndole desplantes a su padre. Está todo el tiempo buscando hacerle una maldad y, como contrapartida, ama y defiende a capa y espada al payaso. Aquí la ironía se hace presente si nos paramos en la posibilidad de que casi terminan siendo la misma persona.





Recomienda esta nota: