07/08/2020

Culturas

el dia de

Por qué el 7 de agosto se conmemora a San Cayetano

Un santo que cuenta con una especial veneración de los fieles argentinos que le piden por “la paz, el pan y el trabajo”.
Por qué el 7 de agosto se conmemora a San Cayetano | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué el 7 de agosto se conmemora a San Cayetano

Cada 7 de agosto, se conmemora San Cayetano. Millones de fieles le piden por “la paz, el pan y el trabajo”. Mientras miles de fieles peregrinan en toda la Argentina rumbo a la iglesia, el templo o el santuario más cercano que alberga su figura, surge la pregunta: quién fue San Cayetano, que cada 7 de agosto recibe tantos pedidos y agradecimientos de sus fieles.

Cayetano nació en el norte de Italia, en Vicenza, en 1480. Era hijo de los Condes de Thiene, una familia adinerada, aunque, desde joven supo que su objetivo de vida era ayudar y servir a los demás.

A los 12 años perdió a su padre militar y su madre, la condesa María da Porto, lo alentó a estudiar. Se recibió en Derecho en la Universidad de Padua y fue en la corte del papa Julio II, en Roma, donde profundizó una vida de reflexión y filosofía.

De espíritu altruista, creó la Asociación del Amor Divino, en la que enseñaba a llevar una vida basada de ayuda a los demás, especialmente a los más necesitados. En Venecia fundó un hospital para enfermos terminales, en el que acompañaban a los moribundos hasta el final de su vida.

Se fue desprendiendo de sus bienes para dárselos a los pobres. Estaba convencido de que la Iglesia debía tener como objeto primordial renovar el espíritu y fortalecer la labor misionera de los sacerdotes.

A partir de su obra, en 1671, cuando ya habían pasado 124 años de su muerte, el papa Clemente X lo proclamó Santo de la Iglesia Católica, patrono del Pan y del Trabajo. Y por eso, cada 7 de agosto, los feligreses piden por “pan, paz y trabajo”, el día en que se conmemora su muerte, en 1547, en Nápoles.

La devoción en la Argentina se remonta a la colonia. Ante una devastadora sequía, un campesino se arrodilló frente al santo para pedirle por las cosechas y colocó en la mano de la imagen unas espigas de trigo, para que no olvide sus ruegos. A partir de entonces, su figura quedó vinculada para siempre con las espigas, algo que solo sucede en Argentina, ya que en el mundo su imagen está solo asociada con la de un niño en brazos.

Otras recordaciones del 7 de Agosto:

Es el Día del Maratonista en la Argentina. Hay fiestas en España en honor a San Cayetano, en el barrio de Lavapiés en Madrid y en el barrio de Urbanova en Alicante. En Colombia recuerdan la Batalla de Boyacá y en Bolivia es el Día de las Fuerzas Armadas.

Los católicos, además de Cayetano recuerdan a los santos Afra de Augsburgo, Alberto degliAbbati, Donaciano, Donato de Arezzo, Donato de Besançon, Miguel de la Mora, Sixto II (Papa),Victricio de Rouen y los beatos Alberto de Sassoferrato, Edmundo Bojanowski, Jordán Forzaté, Nicolás Postgate y Vicente de L’Aquila.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: