16/08/2020

Culturas

el dia de

Por qué el 16 de agosto es el Día de San Roque

Hay fiestas para recordar al santo del perro en toda España. En el Paraguay es el Día del Niño. Y en Olavarría, la Argentina se conmemora a los caídos en motocicleta.
Por qué el 16 de agosto es el Día de San Roque | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué el 16 de agosto es el Día de San Roque

El 16 de agosto es el Día de San Roque. Fue un peregrino occitano canonizado en 1584. Es venerado como santo por la Iglesia católica, que hoy celebra su fiesta. Es un santo para tiempos de pandemia.

Se dice que era nacido en Montpellier en 1350. Huérfano, repartió sus posesiones y salió en peregrinación a Roma. En el camino, se dedicó a cuidar a los infectados por la peste (que estaba causando estragos y afectaba a muchas regiones de Europa), sanándolos con la señal de la cruz.

Se quedó en Romaña, junto a los apestados, hasta que cesó la epidemia, y finalmente alcanzó Roma, donde permaneció tres años. Dispuesto a regresar a su ciudad, a su paso por Piacenza se contagió y decidió esconderse cerca de un río (o en un bosque, según la versión) para no exponer a los lugareños a contraer la enfermedad por ocuparse de él.

Entonces apareció el célebre animal de refranero: el perro de san Roque. Que vivía en la casa de un noble y encontró su refugio, empezando a llevarle cada día un trozo de pan. Movido por la curiosidad, al observar el habitual misterioso paseo del can, el dueño del perro lo siguió y encontró a Roque, curándolo. (El refrán dice: “¡San Roque, San Roque! ¡Que este perro no me mire ni me toque!”, a veces da resultado, pero depende del perro más que del santo)

Cuando recuperó la salud, emprendió el camino de vuelta a Montpellier. Pero nadie lo reconoció y lo acusaron de vagabundo. Condenado a prisión, el salvador de los contagiados murió poco tiempo después, encarcelado.

A San Roque se lo reconoce por vestir hábito de peregrino (y a veces sombrero) y tener normalmente en alguna parte de la pierna un bubón de peste abierto, representando su contagio. Lo suele acompañar el perro que lo alimentó, acurrucado.

Al reconocer su santidad, la tradición lo empezó a invocar contra la peste, las plagas y enfermedades contagiosas. En 1630, tiempos de peste nuevamente, su culto se disparó, llegándose a construir un oratorio consagrado a San Roque en cada ciudad que temía por la salud de su población.

Su protección epidemiológica llega al mundo vegetal, ya que San Roque salva a los viñedos de la "peste" que enferma sus cepas. Del mismo modo, adoptó la protección de los sepultureros, por haberse dedicado a dar sepultura a los contagiados por la peste.

Otras recordaciones del 16 de Agosto:

En el Paraguay es el Día del Niño. En España hay fiestas y ferias en honor a San Roque en Betanzos, provincia de La Coruña, La Colilla, provincia de Ávila, Vallejera de Riofrío y Macotera, Salamanca, Palazuelos, provincia de Guadalajara, Pedro Bernardo, provincia de Ávila, Pinos del Valle, Granada, Moral de Calatrava (Ciudad Real) y otros lugares. En Bronchales (provincia de Teruel): Día de la Sopeta. En Essen y Hildesheim: aniversario del santo obispo Altfrid, en Kyoto, Japón: Gozan no Okuribi. Es Fiesta Nacional en República Dominicana. En Olavarria, Argentina es el Día nacional y conmemorativo de los caídos en motocicleta.

Los católicos además recuerdan a los santos Armagilo (eremita), Arsacio de Nicomedia, Beatriz da Silva Meneses, Esteban de Hungría, Frambaldo de Le Mans, Rosa Fan Hui, Serena de Roma y Teodoro de Sión. Y a los beatos Ángel Agustín Mazzinghi, Enrique García Beltrán, Gabriel SanchísMompó, Juan Bautista Ménestrel, Juan de Santa Marta, Lorenzo el Coracero, Petra de San José Pérez Florido, Plácido García Gilabert, Radulfo de Fusteia, Simón BokusaiKiota y compañeros.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón

©eldiario24.com



Recomienda esta nota: