30/11/2020

Culturas

el dia de

Por qué el 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate

La fecha fue establecida por el Congreso de la Nación. Una bebida que recorre la Argentina.
Por qué el 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Por qué el 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate

El 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate. La fecha fue establecida por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación, mediante una ley,en conmemoración del nacimiento de Andrés Guacurarí y Artiga y “a fin de promover el reconocimiento permanente de nuestras costumbres”, reza el texto.

Las clases más pudientes prefieren el champán, las más humildes, la sidra, los ricos comen melón con jamón mientras los pobres, ya se sabe, no mezclan dulce con salado, para los ricos, el salamín italiano, para los pobres la mortadela de burro argentino, los ricos andan en autos con tracción en las cuatro ruedas, los pobres, en bici o ciclomotor. Lo único que une a todas las clases sociales en la Argentina, es el mate de los ricos y los pobres, los gordos y los flacos, los altos y los petisos, en Jujuy y Buenos Aires y Ushuaia, adonde quiera que vaya, siempre habrá alguien que tome mate.

Dulce o amargo, con canela, limón, cáscara de naranja, poleo, cedrón, ginebra, con café, con té, con yerbas compuestas, en porongo, en mates de plata, de latón, de pezuña de vaca, de madera, de palo santo, enlozados, con bombillas de plata, de lata, de alpaca, y de mil formas más, el mate recorre la espina dorsal de todas las clases sociales argentinas y está instalado como la única costumbre de carácter nacional que ningún habitante de este país dejará de reconocer como tal.

Si en la casa de su pretendida, amigo, ella le ceba mate amargo, le está diciendo que le es indiferente, si es dulce significa amistad, si es muy dulce, quiere decir que debe hablar con los padres para pedir su mano porque está interesada, si es muy, pero muuuyyy caliente, entonces significa "me muero de amor por vos", el mate frío es desprecio, con toronjil es disgusto, con canela "ocupas todos mis pensamientos", con azúcar quemada es simpatía, con cáscara de naranja "vení a buscarme", con té es indiferencia, con café ofensa perdonada, con melaza me aflige tu tristeza, con leche es estima, si es con ombú, tenga cuidado, porque es laxante, si está hirviendo significa casamiento, si está tapado es rechazo y si esespumoso, cariño verdadero.

Costumbres, claro, que varían de una región a otra. Incluso en pocos kilómetros de distancia, hay usos y mates diferentes. Antes, por lo menos, los tucumanos usaban un mate chiquito, mientras que el santiagueño era más grande. Los misioneros usan uno gigante, en el que -fácil- debe entrar un cuarto de yerba, lo van cebando por un costadito y durante todo el día dan vuelta la bombilla hasta completar una entera.

Recetas para cebar el mate hay muchísimas, casi tantas como cebadores. Quienes se acostumbran al mate amargo, después no pueden tomarlo dulce y viceversa. Los puristas sostienen que si se le agrega cualquier yuyo deja de ser lo que es para convertirse en otra cosa. Y hay quienes, alegremente, le ponen cualquier vegetal menos yerba. En el campo suele tomárselo con la pava, a la orilla del brasero, mientras en la ciudad se pone el agua en un termo. Hay ciudades en las que no es mal visto que la gente salga a la calle con mate en la mano derecha y el termo en la izquierda. Mientras que en otros sitios es un símbolo de vagancia al criollo a la orilla de la casa, sentado, tomando mate todo el día.

Costumbre argentina, por supuesto, pero también uruguaya, paraguaya, brasileña y un poco chilena, boliviana y hasta peruana, según cuentan quienes anduvieron por esos pagos. Dicen que los uruguayos son expertos con el mate, y que miran con desprecio a quienes viven de este lado del Río de la Plata, porque —aseguran— aquí no saben cebarlo.

Hay quienes sostienen que cebar unos buenos mates (matungos, cimarrones, aunque cimarrón también se usa para el mate amargo), es todo un rito, una ceremonia, como la del té en el Japón. Poner el agua a calentar, esperar a que esté a punto de romper el hervor y apagar el fuego. Echar la yerba en el porongo, sacudirla, agregarle una cucharadita de azúcar, poner el agua, colocar la bombilla y tomar el primer mate, que inexorablemente debe ser para el cebador. Todo, acompañado por una buena e inteligente conversación o por el silencio más sepulcral, si se está solo, lógico. Los movimientos deben ser lentos, mecánicos y si es de mañana muy tempranito, se aprovechará el momento para pensar en cosas de la vida, la muerte, el amor o la sencillez de las cosas simples.

El mate viene recorriendo un largo camino en la vida, en la literatura y en los recuerdos de los argentinos, desde sus iniciales momentos, cuando los españoles descubrieron la planta de "ilex paraguariensis", en las selvas misioneras y la distribuyeron por su territorio. Y se ha quedar entre los argentinos por varios siglos más, marcado a fuego en su corazón, porque en cada paquete de yerba viene, no solamente la experiencia de quienes cortan y secan la planta sino también el espíritu de sus antepasados a decirles que la única infusión que une a todo el pueblo, algún día, hará el milagro de reverdecer la patria para siempre.

Otras conmemoraciones del 30 de Noviembre

Hoy también es el Día internacional contra los trastornos de la conducta alimentaria, de la Conmemoración de Todas las Víctimas de la Guerra Química, Jornada Mundial de las Ciudades por la Vida y Día Internacional de la Seguridad Informática. En la Argentina es el Día del Teatro, del Torino, del Hincha de San Lorenzo de Almagro, del Teatro Argentino (creación del Teatro de la Ranchería), y del Teatro Independiente (creación del Teatro del Pueblo). En España, Perales del Puerto, son las fiestas patronales en honor a San Andrés, en Patrón de Éibar y Estella, Feria popular agrícola, en Filipinas es Día de Bonifacio (insurrección de 1896). En Reino Unido de San Andrés, patrón de Escocia y en Polonia y Rusia de san Andrzej o Andrzejki, antigua tradición en la cual las mujeres se reúnen y tratan de averiguar lo que les deparará el futuro.

Los católicos recuerdan hoy a los santos Andrés apóstol, Constancio, Cutberto Mayne, Euprepes, GálganoGuidotti, Josberto, José Marchand, Justina, Maura, Mirocleto, Tadeo LiuRuiting, Troyano de Saintes, Tugdual, Zósimo y los beatos Alejandro Crow, Bernaldo, José OtínAquilé, Juan de Vercelli, Ludovico Roque Gientyngier y Miguel Ruedas Megías y compañeros.

Juan Manuel Aragón                   

Leer más notas de Juan Manuel Aragón



Recomienda esta nota: