26/02/2021

Culturas

Una expresión adoptada por miles de descerebrados argentinos

Escribe Juan Manuel Aragón - (Especial para El Diario 24)
Una expresión adoptada por miles de descerebrados argentinos | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Una expresión adoptada por miles de descerebrados argentinos

Una expresión de borracho de cancha de fútbol, “q*liao”, recorre la Argentina, popularizada por un programa de televisión basura, que gusta a millones de descerebrados, ávidos de esparcimiento, aunque sea mugroso, después de un día de trabajo.

Al parecer fue un boxeador cordobés, oiga, ¡un boxeador!, el que la pronunció en la tele. Luego las masas, ávidas de nuevas groserías para incorporar a su léxico, la adoptaron y la nacionalizaron. Hasta hacerla más popular que ese horrendo brebaje: Fernet Branca mezclado con Cocacola.

Cualquiera insulta con esa expresión, pero dicha como una caricia entre amigos. Porque los argentinos somos así, divertidos, amigueros, ¿ha visto?, ¡jajajá! Nos tratamos de boludos, de q*liaos. Y una noche, borrachos, desconocemos al hermano y lo acuchillamos en el pecho porque, justamente, nos llamó de esta manera, quién se cree que es.

Usted dirá que el idioma no determina la conducta. Quizás, pero es una parte importante de la cultura de todos los días. El hecho de tratarnos con palabras propias de prostíbulos infectos, condiciona nuestras acciones. Necesariamente.

La constante presencia de recursos idiomáticos referidos a lo sexual, habla de una falla grave en la educación. Algo han hecho mal los maestros para que, llegados a adultos, haya una compulsión a usar el lenguaje de prostíbulo pestilente. Para evitar esta hediondez, no estaría mal volver a la lectura, si es posible de los clásicos, del Quijote al Martín Fierro, haciendo escala en Borges y Jorge Washington Ábalos. Pero como esta no es una nota editorial, haga lo que quiera. Y aténgase a las consecuencias, qué me importa.

Juan Manuel Aragón


Tags


Recomienda esta nota: