02/06/2021

Culturas

TRAMPA

WhatsApp, Instagram y Facebook: así te pueden robar información personal

Los robos pueden darse a través de las apps más usadas por los consumidores de internet.

Las redes sociales, los smartphones y las aplicaciones son parte del día a día de las personas. La comunicación y el contacto evolucioron hacia la virtualidad más en este contexto de pendemia, lo mismo sucedió con las estafas y la inventiva de algunos delincuentes que adaptan sus trucos al terreno cibernético. 
Los robos pueden darse a través de Whatsapp, Instagram y Facebook, apps de una misma compañía, y las más usadas por los consumidores de internet. 
WhatsApp: cadenas engañosas y llamadas de números desconocidos
WhatsApp es uno de los medios más utilizados por los ciberdelincuentes para difundir sus virus y preparar sus estafas. Esto sucede porque los usurios no suelen interrogarse si abrir un enlace enviado por un contacto "de confianza" puede ser algo potencialmente peligroso.
Hace unos años se descubrió que con descargar un simple gif en la aplicación recibido por WhatsApp se instalaba en el teléfono un virus que robaba información personal del propietario. También se supo que una simple llamada podía servir para instalar "spyware", que informaba a los "delincuentes informáticos" de todas las actividades del usuario.
En marzo se detectó una cadena de mensajes de WhatsApp en la que se decía que una empresa fabricante de ropa deportiva regalaba un millón de pares de zapatos. Funcionaba así: aparecía un enlace que dirigía a una web en la que había que abrir tres cajas, y al abrir la tercera, "tocaba" el premio. Para conseguirlo había que compartir el mensaje en la app y así redireccionaba a una web para participar en más juegos, rellenar encuestas y optar a más premios. Se llegaba, incluso, a pedir dinero "para cubrir los gastos de envío". Para recibir los regalos se indicaba a la víctima que rellenase un formulario con sus datos personales y bancarios. Una vez completado este paso, lo siguiente que veía el usuario era un mensaje de error.
Recomendaciones para evitar los fraudes por WhatsApp
No pulsar sobre enlaces que contienen mensajes en cadena. Podrías descargar "malware" en tu dispositivo o redirigirte a sitios web fraudulentos.
No reenvíar este tipo de mensajes sin contrastar la información en fuentes oficiales.
En caso de duda, consulta directamente con la empresa implicada o con terceros que sean de confianza.
Cómo evitar estafas por Facebook
Facebook se usó para realizar todo tipo de fraudes, desde los clásicos basados en sorteos y cupones descuento que llevan a un enlace en el que hay que aportar datos personales o bancarios, a anuncios con artículos muy baratos.
Al momento de  analizar una oferta llamativa, la Oficina de Seguridad del Internauta de España aconsejó chequear si la dirección web comienza con "https" y el candado está en verde, esto indica que el sitio tiene una "pasarela de pago seguro" y si en la página hay un contacto real con teléfono y dirección.

Las redes sociales, los smartphones y las aplicaciones son parte del día a día de las personas. La comunicación y el contacto evolucioron hacia la virtualidad más en este contexto de pendemia, lo mismo sucedió con las estafas y la inventiva de algunos delincuentes que adaptan sus trucos al terreno cibernético. 

Los robos pueden darse a través de Whatsapp, Instagram y Facebook, apps de una misma compañía, y las más usadas por los consumidores de internet. 

WhatsApp: cadenas engañosas y llamadas de números desconocidos

WhatsApp es uno de los medios más utilizados por los ciberdelincuentes para difundir sus virus y preparar sus estafas. Esto sucede porque los usurios no suelen interrogarse si abrir un enlace enviado por un contacto "de confianza" puede ser algo potencialmente peligroso.

Hace unos años se descubrió que con descargar un simple gif en la aplicación recibido por WhatsApp se instalaba en el teléfono un virus que robaba información personal del propietario. También se supo que una simple llamada podía servir para instalar "spyware", que informaba a los "delincuentes informáticos" de todas las actividades del usuario.

En marzo se detectó una cadena de mensajes de WhatsApp en la que se decía que una empresa fabricante de ropa deportiva regalaba un millón de pares de zapatos. Funcionaba así: aparecía un enlace que dirigía a una web en la que había que abrir tres cajas, y al abrir la tercera, "tocaba" el premio. Para conseguirlo había que compartir el mensaje en la app y así redireccionaba a una web para participar en más juegos, rellenar encuestas y optar a más premios. Se llegaba, incluso, a pedir dinero "para cubrir los gastos de envío". Para recibir los regalos se indicaba a la víctima que rellenase un formulario con sus datos personales y bancarios. Una vez completado este paso, lo siguiente que veía el usuario era un mensaje de error.



Recomendaciones para evitar los fraudes por WhatsApp

No pulsar sobre enlaces que contienen mensajes en cadena. Podrías descargar "malware" en tu dispositivo o redirigirte a sitios web fraudulentos.

No reenviar este tipo de mensajes sin contrastar la información en fuentes oficiales.

En caso de duda, consulta directamente con la empresa implicada o con terceros que sean de confianza.



Cómo evitar estafas por Facebook

Facebook se usó para realizar todo tipo de fraudes, desde los clásicos basados en sorteos y cupones descuento que llevan a un enlace en el que hay que aportar datos personales o bancarios, a anuncios con artículos muy baratos.

Al momento de  analizar una oferta llamativa, la Oficina de Seguridad del Internauta de España aconsejó chequear si la dirección web comienza con "https" y el candado está en verde, esto indica que el sitio tiene una "pasarela de pago seguro" y si en la página hay un contacto real con teléfono y dirección.




Recomienda esta nota: