02/02/2022

Culturas

CULTURA

Avanza la recuperación histórica del Museo Timoteo Navarro

La creación de este espacio se realizó originalmente en sintonía con la construcción de otros edificios importantes para Tucumán

El proyecto para la refacción y recuperación del Museo Timoteo Navarro se gestionó durante la pandemia y tiene un plazo estimado de 18 meses de obra. Dos estudios de gran prestigio y trayectoria en la ingeniería de Tucumán intervinieron en el proyecto. El diagnóstico y relevamiento inicial fue realizado por el ingeniero Raúl Benito sentando las bases para la restauración estructural del edificio, y posteriormente con la contratación del estudio de Pagani & Arévalo por parte de la contratista, se está realizando el proyecto ejecutivo.

Con estos trabajos propuestos se busca evitar que el deterioro que presenta el museo continúe avanzando, teniendo en cuenta que el inmueble presenta un desgaste propio del paso del tiempo -fue creado hace más de 100 años con materiales y métodos constructivos propios de la época- la intervención oportuna en el inicio de los trabajos nos da la tranquilidad que los mismos no representan un peligro para los trabajadores, para la ciudadanía ni el edificio en sí mismo, Actualmente se está determinando los ajustes finales del proyecto ejecutivo y con estos trabajos buscamos aumentar su vida útil y preservar el patrimonio arquitectónico edilicio de la ciudad” afirmó el arquitecto Alejandro Escudero, inspector técnico de la DAU.

Esta remodelación se da en el marco de fuertes inversiones en obras públicas que viene realizando el gobierno provincial, el cual autorizó a la DAU para la contratación, mediante licitación, de la empresa GECONPE SRL. a través del Decreto Nro.2.587/3 (ME), y un gasto total de $69.054.847,05.-.

La obra de preservación y puesta en valor del Museo cumple con todos los protocolos y procedimientos pertinentes, tanto en lo que refiere a la seguridad necesaria que requiere un proyecto de estas características, cómo asimismo en el cuidado del valor patrimonial, destacando el hallazgo de piezas y materiales que se estima son anteriores a la obra del museo y que están en evaluación por parte de arqueólogos, conservadores y especialistas en la materia.

Por otra parte, Escudero destacó que “el hundimiento de la calle 9 de julio primera cuadra, profundizó el deterioro estructural y de la fachada del Museo, y que tanto la obra de restauración del mismo, como la reparación de la calle por parte de la Municipalidad, pueden realizarse en simultáneo sin que una interfiera con la otra.”

Las obras públicas de recuperación del patrimonio histórico de la provincia son una de las principales preocupaciones de este gobierno. Esta obra implicó la formación de un equipo interdisciplinario de profesionales de reconocida trayectoria, entre ingenieros, arquitectos, arqueólogos, profesionales de las artes, como así también de instituciones referentes como la Universidad Nacional de Tucumán y otras reparticiones públicas que intervinieron en el proyecto” sostuvo el presidente del Ente Cultural de Tucumán, Martín Ruiz Torres.

La creación de este Museo se realizó originalmente en sintonía con la construcción de otros edificios importantes para Tucumán, lo que demuestra "un clima de época" y los convierte en valiosos testimonios de un periodo histórico.

Sala de Reserva del patrimonio artístico

Por otra parte, la construcción de la nueva Sala de Reserva del Museo Timoteo Navarro se encuentra en sus etapas finales, obra iniciada a mediados de 2021 y que se ajusta a los estándares internacionales en materia de conservación para la preservación de su colección que constituye un valioso conjunto de obras de importantes artistas provinciales, nacionales e internacionales del siglo XIX, XX, XXI. El acervo está integrado por más de 900 obras que incluyen pinturas, esculturas, dibujos, grabados, cerámicas, fotografías, poemas ilustrados, arte textil y arte contemporáneo. Las mismas fueron adquiridas a través de compras, donaciones, y adquisiciones por premios en los Salones anuales.

“La pandemia ha tenido un efecto devastador con una reducción drástica de la actividad económica en el mundo. A pesar de este complejo escenario de incertidumbre socioeconómica, el Ente Cultural de Tucumán no ha interrumpido su actividad en ningún momento, ni cesado en la tarea de acompañar a los trabajadores y trabajadoras de la cultura. Es así que en estos últimos dos años hemos llevado a cabo todos los proyectos que estaban en agenda, hemos reconstruido el Museo Arqueológico a Cielo Abierto Ibatín (MACAI), hemos creado el Centro Cultural Iramain en Raco y continuado con las obras de mantenimiento y cuidado de todos los edificios que están bajo la administración del Ente Cultural”, concluyó Ruiz Torres.





Recomienda esta nota: