22/02/2019

Argentina

La declaración de un "arrepentido" pone en jaque la continuidad de Bonadio

Víctor Manzanares apuntó contra un banquero amigo del juez como uno de los supuestos encargados de "lavar" dinero negro a pedido de Daniel Muñoz. Mirá por qué los otros procesados podrían conseguir el apartamiento del magistrado.
Ampliar (1 fotos)

Bonadío podría ser retirado de la causa que el mismo armó.

Víctor Manzanares es el último procesado que se sumó como "arrepentido" a la causa de los cuadernos pero, para sorpresa de muchos, su declaración puso en jaque la continuidad del juez Claudio Bonadio frente a la investigación.

El ex contador de la familia Kirchner señaló a Sebastián Eskenazi como un presunto "lavador de dinero" del fallecido Daniel Muñoz. El banquero tiene fuertes vínculos con Bonadio.

Las supuestos dichos de Manzanares ante el fiscal Carlos Stornelli complicarían al magistrado de la causa que ya era cuestionado por no llamar a indagatoria Eskenazi, a pesar de estar mencionado varias veces en los escritos del chofer Oscar Centeno.

En octubre, el periodista Horacio Verbitsky publicó una foto donde Bonadio y Eskenazi cenaban juntos en un restarurante. Ante eso, la Cámara Federal presionó al juez para que llame a los empresarios a los que no había indagado. Paolo Rocca (Techint) terminó sentado en Comodoro Py, pero no pasó lo mismo con el ex accionista de YPF y dueño del Banco de Santa Cruz.

Los Eskenazi salieron a defenderse: "El Grupo Petersen denuncia que tal versión es falsa y maliciosa y forma parte de la misma maniobra de desprestigio que ciertos personajes oscuros intentan impulsar desde hace tiempo para ensuciar a la familia Eskenazi y al Grupo Petersen, luego del fallido intento de extorsión del año 2017, por el cual están procesados por la Justicia".

Lo cierto es que de confirmarse la declaración de Manzanares, cualquiera de los abogados de los implicados en el caso de los cuadernos podría pedir que aparten a Bonadio de la causa. (politicargentina.com)


Recomienda esta nota: