20/10/2020

Sucesos

ATAQUE

Se disfrazaron de policías y simularon un control para asaltar a camioneros y alzarse con $250.000

Uno de los delincuentes acuchilló al conductor del transporte y luego se dieron a la fuga con el vehículo, aunque luego lo abandonaron en el camino.

Disfrazados de policías y simulando realizar un control vehicular sobre la Ruta Provincial Nº1, delincuentes interceptaron un camión con dos ocupantes y tras herir con un cuchillo a uno de ellos se apoderaron del vehículo con $250.000 en su interior.


El asalto se registró cerca de las 16.30 del lunes, según denunció Lucas Acosta -de 21 años, residente en el barrio El Cruce de La Banda, Santiago del Estero- quien sostuvo que se desplazaba en un camión JMC, trasladando mercadería desde Brea Pozo (departamento San Martín) hasta La Banda.

El damnificado contó que viajaba junto con su compañero Luis Coria (20), del Bº 9 de Julio de la misma ciudad, por la Ruta 1 y a unos kilómetros de pasar la localidad de Villa Robles -departamento Robles- fueron parados por un control vehicular que estaba apostado sobre la calzada.

Según el relato de los jóvenes, sobre la ruta había dos conos y dos sujetos vestidos con uniforme color azul con chalecos refractarios y un tercero que estaba de buzo azul, quienes se acercaron a cada lado del rodado.

Allí los supuestos policías les ordenaron que descendieran del rodado y que muestren la documentación del vehículo y personal. Allí fue cuando los supuestos ‘guardianes del orden’ comenzaron a agredirlos a golpes de puño.

No conforme con la paliza, uno de los maleantes sacó de entre sus prendas un cuchillo y le aplicó un puntazo a la altura de una de las piernas a Coria.

Luego los delincuentes -cubiertos con barbijos y gorra con visera- abordaron el rodado y se dieron a la fuga, para luego dejar el camión abandonado a la altura de Los Romanos.

Los damnificados caminaron varios metros hasta ser auxiliados por un motociclista quien los transportó hacia la Comisaría, pero en el camino hallaron el vehículo, por lo que al revisarlo notaron que faltaban los $250.000, que estaban dentro de una bolsa -discriminados en billetes de $1.000, $500, $200 y $100- un stereo y sus teléfonos celulares.

En el lugar trabajó personal de la Comisaría 12, bajo las órdenes del Dr. Alvaro Yagüe, fiscal de turno.



Recomienda esta nota: