06/05/2010

Deportes

Muere en un partido y lo amonestan

Un jugador croata sufrió un infarto y el árbitro pensó que estaba simulando. Pesar en el país europeo.

Goran Tunjic, futbolista del MK Mladost, que milita en la quinta división croata, sufrió un infarto en un partido contra el Hrvatski Sokol y murió. Al caer al suelo, el árbitro creyó que simulaba y le sacó tarjeta amarilla.

El futbolista, hijo de un famoso jugador croata, era un amateur que trabajaba en una tienda de la ciudad. Según fuentes de su club, no había tenido problemas cardiacos antes del fatal desenlace.

Al observar lo sucedido, los médicos entraron al campo de juego y le realizaron masajes cardíacos al muchacho, y así pudieron reanimarlo. Sin embargo, falleció cuando llegaba en ambulancia al hospital.

Esta noticia conmovió al país croata y los hinchas del MK Mladost llenaron de velas el campo donde juega el equipo.



Recomienda esta nota: