21/06/2011

Deportes

El por qué del retiro de Palermo: la rodilla rota y una nula relación con Riquelme

Palermo reconoció que no tenía buena relación con Román. "Sentí como un desplante el festejo del gol 219 ante Arsenal". El físico dijo basta.

Martín Palermo es oficialmente un ex jugador. Se retiró a lo grande de la práctica profesional, consagrándose como uno de los goleadores más importantes en la historia del fútbol moderno. Pero hasta el momento se desconocían las verdaderas causas que llevaron al "Titán" a colgar los botines.

Este martes en un diálogo exclusivo con Radio La Red, durante el cual dio sus motivos para abandonar la práctica profesional del fútbol, Palermo habló sobre su pública mala relación con Juan Román Riquelme. "Uno podría hablar mil cosas, pero si no se dijeron en su momento no lo voy a decir ahora. Nunca supe por qué cambió tanto la relación, por qué se enfrió. Tenemos formas, pensamientos y formas de ser completamente diferentes, ésa es la realidad, y no creo que haya manera de hablar", analizó.

El goleador aseguró que "generamos una situación incómoda para los chicos, el cuerpo técnico y los periodistas que están todos los días. Jamás hubo una discusión en el medio, tampoco algo más... solamente nos ignorábamos". A su vez, admitió que dentro de la cancha parecían "mellizos, de la misma sangre" para favorecer la situación deportiva de un club tan importante.

Martín siguió explicando que "en el 98 y 99 nunca hubo problemas, tampoco en 2005 con Basile. Solamente en 2000 con los de Delgado y Guillermo... No creo que en el futuro pensemos que perdimos tiempo al estar así". En aquella famosa final de la Copa Intercontinental, trascendió que en enganche pidió que fuera titular "El Chelo", mientras que el "9" prefería al actual delantero de Gimnasia.

Por primera vez, también se manifestó sobre el festejo de gol en el encuentro ante Arsenal, en "La Bombonera", cuando anotó su tanto 219 y quedaba como el máximo artillero de la historia de la institución, alcanzando el récord de Roberto Cherro: "Fue un desplante hacia mí, y no esperaba una muestra así adentro de la cancha. Fue una situación rara e incómoda... era el gol, el momento, quería compartirlo con él y con mis compañeros".

Martín contó que habló su situación física con el entrenador Julio César Falcioni y que éste lo entendió en su decisión de seguir jugando pese a las molestias: "Mientras lo puedas llevar, yo te respaldo y vas a jugar".

"No lo conté antes porque no quería excusarme, y tampoco generar un problema con la forma de trabajar del preparador físico", continuó. El goleador recordó los inconvenientes que surgieron alrededor de Gustavo Otero por cómo hacía trabajar a Román en plenas dificultades con su rodilla.

"Hoy lo digo para que me entiendan, hice muchísimo esfuerzo y sacrificio. Ya no quiero volver a pasar esto que pasé en los últimos tres meses. No la estaba pasando bien", cerró.

 

 

 



Recomienda esta nota: