27/06/2011

Deportes

Desilusión: San Martín empata con Desamparados y vuelve al Argentino A

El "Santo" y los sanjuaninos culminaron 1 a 1 el partido de vuelta de la Promoción en la Ciudadela, y así, ante su público, los tucumanos sumaron su sexto descenso en la historia.

La historia volvió a mancharse de negro en la Ciudadela. San Martín necesitaba un triunfo ante su público para permanecer en el Nacional B, pero no pudo pasar del empate ante Desamparados de San Juan, y así, consumado un nuevo descenso, la próxima temporada militará en el torneo Argentino A. De esta manera, gracias al 1 a 0 de la ida, el Verde jugará por primera vez en su historia en la segunda categoría del fútbol local. La mancha estuvo –otra vez- en la violencia que provocaron quienes no se bancaron el descenso.
 
Con la necesidad de conseguir una victoria que lo mantenga en la categoría, el Ciruja presionó de entrada con la dupla ofensiva conformada por Gustavo Ibáñez y Miguel Fernández: el primero tuvo la suya a los 7 minutos, con un derechazo que se fue desviado, mientras que el segundo pudo haber abierto el marcador a los 18, con un disparo cruzado que contuvo Diego Aguiar.
 
Pero el equipo de Pedro Monzón comenzó a repetirse en los pelotazos largos para los atacantes y los dejó muy solos, fuera del circuito de juego, lo que facilitó el trabajo de la defensa de los sanjuaninos. Además, Aguiar se mostró muy sólido en el juego aéreo y descolgó una infinidad de centros que llegaron desde las bandas.
 
En el complemento, San Martín siguió diluyéndose de tres cuartos de cancha hacia adelante. La presión del público que colmó La Ciudadela no lograban inclinar la cancha a su favor. A los 11, el ingresado Alexis Blanco tuvo el primero, pero el balón se fue apenas alto. Y Desamparados, que estaba aguantando el triunfo conseguido en el partido de ida, encontró el gol gracias a una guapeada de Emanuel Reinoso, que contó con la complicidad del arquero Pablo Lencina.
 
Con el 1-0, estalló la bronca del público local, que comenzó con el “que se vayan todos” e incluso apuntó contra Monzón, quien se hizo cargo de la dirección técnica en la 30º fecha. Primero hubo piñas en la platea y después, en la popular, hasta que un explosivo cayó al campo de juego y Juan Pablo Pompei decidió suspender momentáneamente el juego. Al reiniciarse, el Santo consiguió el empate a los 33, gracias a Blanco. Igualmente, ya era tarde: Desamparados tenía el ascenso en el bolsillo, y con ello había definido un nuevo descenso de San Martín.  


Recomienda esta nota: