29/06/2011

Deportes

Atacan la casa de un dirigente de River con bombas molotov

El atentado lo sufrió Daniel Mancusi, quien contó que solo sufrió un principio de incendio, sin lamentar heridos ni daños materiales a las viviendas.

Desconocidos provocaron a primera hora de este miércoles un principio de incendio en el frente de la casa de un dirigente de River Plate, aunque sin provocar víctimas ni daños de importancia, según informó el propio afectado.
 
El atentado, cometido con una bomba molotov, ocurrió pasada la 1 en la casa de Daniel Mancusi, vocal de la comisión directiva que preside Daniel Passarella, en el barrio porteño de Villa Urquiza. El fuego, que fue luego sofocado por los bomberos, dañó superficialmente la puerta y el muro con verja del jardín delantero de la vivienda y parte del frente de la casa lindera.
 
"Estoy muy apenado por todo lo que está pasando. Creo que no merecemos este tratamiento por parte de la sociedad en general. Fuimos al club a ayudar y lamentablemente tuvimos la desgracia de que el club haya descendido de categoría", dijo Mancusi al canal porteño Crónica TV.
 
El directivo admitió que ha tenido amenazas telefónicas desde el partido contra Racing, jugado el 30 de abril, en el que River se impuso 1-0 y así llegó a liderar momentáneamente el torneo Clausura 2011, tras lo cual se produjo la decadencia que culminó con el descenso a la segunda división. "Estoy preocupado. Imaginaba que esto no iba a pasar nunca. Creo que tendríamos que tener más cobertura por parte del Estado", comentó.
 
Mancusi, que se desempeña en el Departamento de Fútbol del club, dijo que no vio a los autores del atentado y anticipó que hará la denuncia correspondiente y pedirá protección policial "mientras dure este locura". Reveló que tanto Passarella como el vicepresidente, Diego Turnes, ya tienen custodia. "Lo que pasó el domingo en la cancha de River ha sido una locura. Realmente es inentendible que por un partido de fútbol se genere esta violencia", comentó.
 
El dirigente se refería a la violencia que siguió al partido que River empató 1-1 con Belgrano, de Córdoba, y que selló su descenso. Esta tarde de furia hubo más de 50 detenidos, 40 heridos o lesionados, y decenas de comercios, viviendas y vehículos dañados en las inmediaciones del estadio Monumental.
 
El directivo dijo desconocer si otros dirigentes han recibido amenazas, aunque se mostró preocupado por una lista que circula por internet con los domicilios de todos ellos, y por una pintada que apareció en un restaurante propiedad de Juan Lanas, otro de los vocales. "Estamos expuestos todos", afirmó. Mancusi opinó que los autores del atentado no deben ser hinchas "millonarios", pero sostuvo que "si un hincha de River piensa que estoy menos dolido que él, que voy desde los seis años a la cancha, vive muy equivocado". 


Recomienda esta nota: