07/09/2013

Deportes

Vélez goleó a Newell's y le quitó el invicto

Los de Liniers superaron por 3 a 0 a la Lepra con goles de Lucas Pratto, de penal, y dos veces el juvenil Ramiro Cáseres. Mirá aquí los goles.

Desde la resurrección ante Belgrano por la Sudamericana que se sospechaba que Vélez encontró el equipo. En el medio y con poco descanso, padeció ante Boca, y el viernes en Liniers, con los mismos once que pasaron a octavos de la Copa, se despachó con una goleada 3-0 ante Newell's, que llegaba líder e invicto y ahora podría ceder la punta.
 
El primer tiempo fue muy entretenido, entre dos equipos que apostaron a la presión y la velocidad como claves de su juego. El inicio fue favorable a la visita, que explotó su sector izquierdo y logró poner en aprietos a Sebastián Sosa ante una aparición de Víctor Figueroa.
 
Pero después ganó el mediocampo el Fortín, con el tándem Emiliano Papa-Alejandro Cabral como llave. El lateral amenazó primer con un tiro libre que tapó Nahuel Guzmán, y más tarde Milton Casco cometió una mano en el área ante un centro de Fabián Cubero.
 
Así fue que, a los 33, Lucas Pratto ejecutó la pena máxima con violencia, alto y a la izquierda del arquero para la ventaja del equipo de Ricardo Gareca. Cerca del descanso, otra vez apareció Sosa para anticipar a Figueroa.
 
En el complemento, otra vez el anfitrión esbozó superioridad. Ya al principio Fernando Tobio exigió de cabeza a Guzmán, quien también le ganó el rebote a Cubero. Después, Figueroa tuvo la suya cabeceando alto solo frente a Sosa.
 
Pero a los 25, el incansable Pratto habilitó por izquierda al ingresado juvenil Ramiro Cáseres y éste, mano a mano con el arquero, definió rasante entre sus piernas para estirar diferencias. A los 27, Pablo Pérez se ganó la roja, y a los 36 lo siguió Cubero por otro cruce.
 
El último tramo del pleito tenía reservadas más emociones. A los 40, Federico Insúa, capitán salido del banco tras la expulsión de Poroto, habilitó hacia la derecha a Pratto, quien le quemó las manos a Guzmán para que Cáseres empujara la pelota en el rebote.
 
Los aplausos y muestras de esperanza de parte de su gente, que ya habían aparecido en otros tramos, acompañaron al Fortín hasta el final de un partido que podría marcarle un quiebre. Los de Alfredo Berti, del otro lado, aprendieron que deberán pulir varios puntos para enderezar su candidatura al campeonato.
 




Recomienda esta nota: