23/09/2013

Deportes

River sufrió pero le ganó a All Boys y sigue en la pelea

Con un gol de Carbonero, que atrapó un rebote a pocos minutos del final, el equipo de Ramón Días le ganó por la mínima diferencia al de Falcioni. Video.

 River Plate apeló a su paciencia y, sin brillar, venció a All Boys por 1 a 0 en el estadio Monumental, por la octava fecha del Torneo Inicial. El único gol del partido fue convertido por el colombiano Carlos Carbonero, a los 35 minutos del segundo tiempo.

 
Luego del empate ante Arsenal en Sarandí del último fin de semana, el conjunto de Ramón Díaz llegaba a este encuentro con la imperiosa necesidad de sumar de a tres como local para no quedar relegado y definitivamente lejos de la pelea por la punta.
 
Y en este contexto, el local salió decidido a ir por el triunfo desde el primer minuto, claro que se encontró con un equipo de Julio César Falcioni que, lejos de especular, le jugó de igual a igual y así se armó lo que terminó siendo un primer tiempo de ida y vuelta y con varias situaciones. 
 
De entrada, el juvenil Federico Andrada quedó mano a mano tras un gran pase del colombiano Teófilo Gutiérrez, pero definió por arriba. En la respuesta, Javier Cámpora probó con un zurdazo fuerte que pegó en la parte externa de la red. El partido se estaba armando.
 
Durante toda esa primera mitad, el mediocampo era sólo una zona de transición. Con mucho vértigo en ambos equipos, la pelota iba y venía, y parecía que cualquiera de los dos podía salir del cero en cualquier momento.
 
Gutiérrez tuvo otra chance luego de una buena jugada individual que terminó tapando de gran forma el arquero de All Boys, Nicolás Cambiasso, que también se iba a hacer gigante ante un disparo de Andrada ya cerca del final de la primera parte.
 
Otro que pudo abrir el marcador fue Nicolás Colazo, a los 20 minutos, cuando entró por izquierda, recibió un centro pasado y, de aire, sacó un violento zurdazo que se fue cerca.
 
Así, y pese a la gran cantidad de ocasiones, el entretiempo encontró el marcador sin emociones. Pero el arranque del segundo tiempo iba a ser igual de prometedor.
 
Antes de los dos minutos, ambos conjuntos tuvieron situaciones inmejorables para convertir. Primero, otra vez Gutiérrez recibió en el área, pero su zurdazo se fue por arriba. Un minuto después, All Boys tuvo la más clara del partido, cuando Mauro Matos apareció solo en el área chica pero no pudo definir y terminó desviando su chance.
 
Lentamente, el trámite del partido fue bajando en intensidad, y All Boys comenzó a replegarse cada vez más cerca de su arco. Sin embargo, un River sin ideas chocaba una y otra vez contra la firme defensa de su rival, que se las ingeniaba para no pasar mayores sobresaltos.
 
Pero a 10 minutos del final, cuando la impaciencia de la gente era cada vez más notoria, Carbonero encontró el balón en el área y terminó poniendo en el 1 a 0 luego de un rebote de Cambiasso. River encontraba la ventaja que tanto había buscado.
 
Y así no hubo tiempo para más. Con poco juego pero mucha insistencia, el Millonario terminó cosechando tres puntos más que importantes para no perder el tren en el pelotón de los equipos que pelean arriba y encarar lo más tranquilo posible la revancha ante Liga de Loja por octavos de la Copa Sudamericana.
 

 



Recomienda esta nota: