09/12/2013

Deportes

River y Quilmes repartieron puntos en un partido con muchos incidentes

El equipo de Ramón rescató un empate en su despedida del torneo y del año. Fue 1 a 1 con el cervecero en un cotejo varias veces interrumpido. Mirá los goles.

 River y Quilmes igualaron 1-1 en un partido accidentado en la última fecha del torneo Inicial disputado en el Estadio Centenario de Quilmes. Lucas Pérez Godoy abrió el marcador para el Cervecero a los 45 segundos de juego de la segunda mitad, mientras que sobre el final del partido Carlos Carbonero puso el empate definitivo en un partido más que accidentado que tuvo que ser interrumpido en tres oportunidades por diferentes situaciones.

 
El partido tuvo un arranque frenético, ambos equipos salieron con todo en busca del triunfo y fue el Cervecero quien pudo hacerse con el control de la pelota en el comienzo y comenzó a inquietar el arco de Barovero, pero en el intercambio la primera situación de peligro fue para el Millonario con un remate de Driussi que salió apenas por encima del travesaño.
 
Pero luego de un arranque prometedor comenzaron las imprecisiones, los dos equipos comenzaron a prestarse la pelota en la mitad de la cancha y les faltó claridad en el cierre de las jugadas para generar peligro en las áreas rivales.
 
La primera situación clara para Quilmes se dio a los 17 minutos con un tiro libre de Caneo que buscó sorprender a Barovero al colocar la pelota con un potente remate, pero el arquero respondió bien y se quedó con el disparo del enganche.
 
El Millonario respondió a los 20 minutos con un tremendo remate de Funes Mori que se animó a probar desde muy lejos y la pelota terminó dando en el travesaño cuando parecía meterse en un ángulo.
 
El partido fue detenido durante varios minutos por un botellazo que impactó contra el cuerpo del árbitro Germán Delfino como consecuencia de una infracción no sancionada en favor del equipo local, pero luego de ser atendido por el cuerpo médico Cervecero el árbitro decidió continuar el partido.
 
Luego de la interrupción a los dos equipos les costó recuperar el ritmo y el primero tiempo cayó en un pozo que se extendió hasta el final de la primera mitad.
 
En el arranque de la segunda mitad se alteró por completo el trámite del partido ya que a los 45 segundos de juego el Cervecero abrió el marcador gracias al tanto de Pérez Godoy que ganó en el área tras un centro y con un preciso cabezazo superó a Barovero que no pudo evitar el tanto.
 
Pero tras el gol el panorama se complicó para Quilmes que a los 6 minutos se quedó con uno menos por la expulsión de Lema tras un manotazo a Teófilo Gutiérrez que le significó la roja directa.
 
River tuvo el empate a los 19 minutos en una situación inmejorable, la pelota le quedó servida en el borde del área chica a Driussi tras un rebote pero nunca terminó de bajar y su intento de volea terminó saliendo por encima del travesaño.
 
El partido tuvo que ser nuevamente detenido por el árbitro Delfino a los 20 minutos cuando los hinchas locales comenzaron a lanzar pirotecnia desde una de las cabeceras y muchos se treparon al alambrado. Luego de 5 minutos se reanudó el juego.
 
Luego de la reanudación River comenzó a hacerse dueño de la pelota y empujó a Quilmes contra su área en busca del empate pero se repitió en pelotazos que fueron rechazados una y otra vez por un Cervecero que se acomodó para resistir los embates del Millonario.
 
Pero nuevamente el partido fue detenido a los 36 minutos por incidentes entre los hinchas de Quilmes y la policía por la explosión de un gas lacrimógeno que llegó a afectar a algunos de los jugadores. La infantería se apostó dentro del campo de juego con la intención de contener a los hinchas que se treparon a los alambrados en signo de protesta.
 
Tras la tercera interrupción se reanudó el juego y pudieron completarse los minutos finales de un partido más que accidentado en el que el juego terminó pasando a un segundo plano y sin dudas los últimos 15 minutos estuvieron de más.
 
Pero todavía quedaba una emoción en el partido y cuando el resultado parecía sellado apareció Andrada que habilitó con un taco espectacular a Carbonero que con un potente remate puso el 1-1 definitivo con el que el equipo de Ramón logró rescatar algo en un final de temporada para el olvido.
 

 



Recomienda esta nota: