29/12/2013

Deportes

Schumacher, "en coma y estado crítico", pelea por su vida

El ex piloto alemán, siete veces campeón mundial de Fórmula 1, se encuentra internado en un hospital de Francia por una hemorragia cerebral, tras accidentarse mientras practicaba esquí en los Alpes.

Michael Schumacher, ex piloto alemán de Fórmula 1, se encuentra en estado crítico tras el accidente de esquí que sufrió este domingo por la mañana, anunció en un comunicado el Centro Hospitalario Universitario de Grenoble (CHU) en el que fue ingresado.

 

Schumacher "sufría un traumatismo craneal grave con coma a su llegada, que necesitó inmediatamente una intervención neuroquirúrgica", explicó el CHU que añadió que se encuentra "en un estado crítico".

 

A las 22.40 hora local (18.40 de Buenos Aires), el centro asistencial en donde es atendido informó que el prestigioso ex piloto, de 44 años, está "en coma y en estado crítico. Será sometido a una neurocirugía", sin entregar más detalles respecto de la gravedad del accidente que sufrió el ex piloto de Ferrari.

 

Tiempo antes, la televisión francesa BFMTV había indicado que el alemán tenía "riesgo de vida", luego de complicarse el estado de salud a lo largo de la tarde.

 

Un corresponsal de la cadena que cubre la información en el hospital de Grenoble, adonde fue derivado tras el accidente, había apuntado que `Schumy` "tiene graves lesiones en la cabeza y una hemorragia cerebral".

 

En un principio, en la estación de esquí Meribel donde sucedió el episodio, se había remarcado que la vida de Schumacher "no corría riesgo", a pesar del traumatismo en la cabeza.

 

El campeón mundial de Fórmula 1 en los años 1994, 1995, 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004 se accidentó en una pista de esquí en Meribel, estación alpina ubicada en la región de Saboya.

 

Schumacher, que llevaba casco, habría chocado con la cabeza contra una roca tras la caída, según señaló un cable de DPA. El ex piloto se habría apartado de la pista permitida para esquiar.

 

En un primer momento, la radio RMC citó al director de turismo de la estación, Christophe Gernignon-Lecomte, diciendo que no había "motivo para preocuparse".



Recomienda esta nota: