07/10/2014

Deportes

Barcelona y Espanyol quedarían afuera de la Liga Española si Cataluña se independiza

Lo advirtió el titular de la Liga de Fútbol Profesional de ese país, quien sostuvo que la ley de deporte excluye a los clubes de estados extranjeros, excepto los de Andorra.

En medio del conflicto entre el Estado español y la comunidad autónoma de Cataluña, que aspira a independizarse del país previa realización de un referéndum considerado incostitucional por gobierno de España, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de este país, Javier Tebas, ha planteado una consecuencia no menor que podría surgir de tal movimiento de separación.

 

 

 

Según advirtió el dirigente, el Barcelona y Espanyol "no jugarían en la Liga" española en caso de que Cataluña se independice según la legislación vigente, explicó durante en una entrevista radial.

Tebas habló en la cadena Onda Cero y aseguró que la Ley del Deporte en vigor en España no permite por el momento que clubes de Estados extranjeros jueguen en España, excepto los equipos del Principado de Andorra.

"Barcelona y Espanyol no jugarían la Liga española si se independiza Cataluña. La Ley del Deporte recoge en una disposición adicional que solamente hay un Estado no español que puede jugar la Liga o competiciones oficiales españolas, y es Andorra", dijo el dirigente en el programa Al Primer Toque.

 

 

 

Según Tebas, habría que "modificar" la ley para permitir que Barça y Espanyol, que formaron parte de los clubes fundadores de la primera división española en 1928-1929, pudieran seguir compitiendo en el campeonato.
 

En relación a esto, agregó que para reformular aquella ley habría que hacer una modificación en el Parlamento, algo que habría que ver "si el sector afectado está de acuerdo".


Lo mismo ocurriría con los equipos de segunda división como el Llagostera, el Girona y el Sabadell, que también son catalanes. "Para esa modificación tendría que haber una votación en el Parlamento y habría que ver si el sector afectado estaría de acuerdo o no", advirtió.

 

 

 

La región ubicada al noreste de España mantiene un conflicto abierto con el Gobierno central español, que se opone a la celebración el 9 de noviembre de una consulta popular sobre la independencia. El gobierno conservador de Mariano Rajoy considera que la consulta viola la Constitución y que solo el conjunto de los españoles puede decidir sobre el futuro del país.

 

 

 

Si bien días atrás el gobierno español consiguió una medida cautelar para suspender la realización de la consulta popular en esa fecha, el gobierno de Cataluña anunció que decidirá antes del 15 de octubre si a pesar de la prohibición la misma se llevará a cabo en la fecha establecida.

 

Fuente. infobae.com  mundod.lavoz.com




Recomienda esta nota: